Reflexiones

Acerca de la China del siglo XXI

En un país como China, con 5000 años de historia y una población de más de 1.400 millones de personas, ningún manual puede considerarse una regla de oro y no hay un maestro que pueda dar órdenes al pueblo. Cambiaremos decisivamente aquello que pueda ser reformado y no cambiaremos, decididamente, lo que no pueda serlo. Debemos reforzar el desarrollo de la economía estatal y, al mismo tiempo, alentar, apoyar y guiar el desarrollo de la economía no estatal. China nunca crecerá a costa de los intereses de otros países pero nunca renunciará a sus derechos e intereses legítimos. El desarrollo de China no es una amenaza.

Xi Jinping

 

Acerca de la verdadera corrupción

Si las esferas del mercado y la política existieran como ámbitos diferenciados que se rigen por lógicas distintas, entonces la verdadera corrupción es permitir que la primera tome control sobre la segunda. Condonar las deudas de empresas con el Estado, financiar la fuga de capitales privados con dinero público, reducir impuestos a exportadores en contexto de déficit fiscal, privatizar empresas a precio vil, contraer deuda pública a tasa usuraria, son todas expresiones de esta especie de corrupción. A diferencia de la otra, la individual, esta corrupción que podemos llamar sistemática, es difícilmente judicializable: todo ello se puede hacer a través de la sanción de leyes, con respaldo mediático y con el beneplácito judicial. Entonces, el sistema republicano entra en total colapso, porque la lógica del negocio amoral se impone en todos los ámbitos de la vida social.

Cecilia Cross

 

Acerca de la ilusión de una comunicación equidistante

La ilusión sobre empresas y emprendimientos de comunicación como entes equidistantes y ajenos a todo interés sectorial, como si estuvieran tocados por la virtud de trabajar por el bien común, está desacreditada y fehacientemente desmentida a escala universal.

Hugo Muleiro

Deja un comentario