Reflexiones

Acerca de la práctica democrática como tecnología de la representación

La democracia se ha revelado incompatible con el capitalismo financiero. En su sentido moderno democracia presupone la libre formación de la mente colectiva, de la opinión pública. Y al mismo tiempo democracia presupone la potencia eficaz de la acción política. Esas condiciones han sido canceladas.

El terreno mediático en las manos del poder económico manipula sistemáticamente el lenguaje, la imaginación, las esferas colectivas. Además la voluntad humana, alma de la acción política, se ha vuelto inadaptada para manejar, elaborar, criticar, decidir. La complejidad y la velocidad de la esfera conectiva escapan a la potencia de la mente política, y la vuelven impotente. La práctica de la democracia ahora es solo una tecnología de la representación, nada más.

Franco Berardi

Acerca de la tendencia del poder a la desmesura

Cuando caen las barreras institucionales y reglamentarias que retenían a los poderes dominantes, estos vuelven a tomar impulso y exploran en profundidad los nuevos márgenes de maniobra que les fueron concedidos porque es parte de la lógica del poder el ir hasta el final con lo que puede (es decir, hasta que encuentra un nuevo obstáculo que lo obliga a detenerse). Pero tales obstáculos ya no existen o son muy pocos. Y no hay que contar con la moderación espontánea de los poderes dominantes ya que, al no conocer ninguna regulación interna, el poder está decidido a conquistar todo lo que pueda. El poder tiende a la desmesura, es por eso que la mesura siempre debe provenir de afuera.

Frédéric Lordon  

Acerca de una “solución final” de los conflictos

Los conflictos de las sociedades son políticos y las instituciones deberán manifestarlos y expresarlos en vez de reprimirlos. No se trata de negarlos sino hacer algo con ellos, conferirles una forma política, inventar una institucionalidad que los exprese. No es posible, ni deseable, una “solución final” de los conflictos.

Diego Tatián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *