Palabras prestadas. Comprender para contarlo. Comprender para cambiarlo

“Este número que ustedes tienen en sus manos para nosotros es haber cumplido un sueño. El de ponerle un límite al discurso dominante haciendo uso de las armas nobles con las que practicamos lo que sabemos hacer   (….) No queremos atribuirnos nada que nos exceda, pero sabemos que cuando se haga el balance de estos tiempos oscuros, que siempre llega, los contenidos de la revista serán reconocidos como un aporte en la batalla contra el olvido y la desmemoria. Ni el principal, ni el único.

(…) Estuvimos donde había que estar cuando otros agachaban la cabeza o se negaban a comprender la tragedia que implicó pasar de un modelo que, aún con sus insuficiencias, tenía a la producción, el empleo, la soberanía y el desarrollo tecnológico entre sus prioridades, a otro implementado por una junta de negocios que propicia el saqueo neocolonial, la entrega mansa al FMI y la destrucción de derechos ciudadanos en beneficio de un puñado de privilegiados como objetivos esenciales de su programa de gobierno.

(…) Estamos obligados a entender la realidad para contarla. Nuestra indignación personal tiene que ser un motor, no un freno de mano. Nuestra sensibilidad, aunque nos arroje por un momento al llanto y al desconsuelo, debe estar siempre al servicio de comprender lo que sucede. Comprender para contarlo. Comprender para cambiarlo (…)”

Hubiésemos querido escribir estas líneas y las encontramos escritas. Su autor, Roberto Caballero, un extraordinario periodista que nos reconcilia con nuestros pensamientos y sentires. Ojala este número de Opinión Sur contribuya en algo al arroyo del esclarecimiento y determinación.

Cordial saludo,

 

Los Editores

Deja un comentario