Laberintos y epopeyas

Desde esta pequeña ventana, Opinión Sur, oteamos el mundo. Miramos con atención para comprender algo tan complejo con miles de millones de actores, desproporción de poderes, una increíble diversidad de intereses, creencias, necesidades. Vemos volcanes de conflictos, tensiones, mezquindades y altruismos; también brisas de amor y fraternidad.

En noches cerradas, dispersadas nieblas y miopías, asoman otros soles-estrellas seguramente con planetas, pequeña parte de nuestra galaxia. Han dicho que son innumerables las galaxias, hacen al universo enorme, insondable, quizás infinito.

Corpúsculo de ese universo, así de diminutos somos. Y sin embargo tanto griterío y miedos, enfrentamientos que duelen y castigan, desamparados hermanos y hermanas, misericordia por goteo. Caminantes con recelos y pocas flores; otros firmes, poros de ayuda y alegría, ven sin desviar la mirada.   

No vale acobardarse ante las inmensidades, sólo saber que existen. En la marcha de larga data habrá que escoger.

¿Seguiremos acampando en pantanos o labraremos valles?

Serán laberintos sin salidas o cada generación en sus epopeyas. 

Cordial saludo,

Los Editores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *