La nueva cultura de rapiña: reestructuración de deuda pública y tratados de comercio e inversión

El endeudamiento público ha sido una característica de la economía mundial desde la fundación de los estados nacionales así como piedra angular del proceso de desarrollo. Sin embargo, las crisis de deuda de los países en desarrollo constituyen también un fenómeno creciente. Inevitablemente, con cada crisis financiera una o más naciones se encuentran reestructurando o dejando de pagar su deuda soberana. Si bien es parte importante de las herramientas disponibles para mitigar una crisis en los países en desarrollo, la reestructuración de deuda soberana podría considerarse ilegal conforme a lo establecido en diversos tratados de comercio e inversión, especialmente los negociados con los Estados Unidos. Las crisis de deuda pueden ser el resultado del derroche de un gobierno, de fluctuaciones imprevisibles en los mercados mundiales o de ambos. Aunque la reestructuración de deuda soberana y el default han sido características constantes de la economía mundial durante siglos, el hecho de que no haya un régimen comprehensivo y uniforme para acuerdos de renegociación de deuda pública ha sido visto como uno de los defectos más evidentes de la arquitectura financiera internacional. La falta de un régimen claro de reestructuración ha acentuado las crisis financieras.

La inclusión de la deuda pública como una inversión encubierta en algunos tratados internacionales de comercio e inversión ¿puede obstaculizar la capacidad de las naciones deudoras y sus acreedores para renegociar sus obligaciones crediticias de una manera eficiente que facilite el desarrollo económico? Esta pregunta ha recibido relativamente poca atención tanto por parte de quienes se especializan en políticas económicas para encarar las crisis financieras como por quienes se dedican a tratados de comercio e inversión. El recuerdo de numerosos defaults y reestructuraciones en la década de los 90, la reestructuración de Argentina tras su crisis en el 2001 y las actuales crisis europeas han disparado una nueva ola de pensamiento sobre las interacciones que existen entre las crisis financieras y los tratados de comercio e inversión.

La investigación de GDAE en este campo examina la medida en la que los tratados de comercio e inversión restringen la capacidad de las naciones para reestructurar su deuda en caso de una crisis.

Los hallazgos centrales de esta investigación son los siguientes:

– la deuda soberana es vista a menudo como una inversión “encubierta” en los tratados considerados, de este modo,
– la reestructuración de deuda soberana es tomada como sustento para que los tenedores privados de bonos presenten reclamos arbitrales bajo los tratados,
– las garantías en los tratados de comercio e inversión son limitadas, particularmente en los Estados Unidos, lo que significa que no está claro qué medidas proveen espacio político para reestructurar deuda de manera efectiva en tiempos de crisis, y
– si los reclamos contra la reestructuración de deuda soberana se volviesen más generalizados, podrían amenazar el régimen para recuperarse de crisis financieras que ya es, de por sí, muy frágil.

Puede descargar el [informe completo “The New Vulture Culture: Sovereign Debt Restructuring and Trade and Investment Treaties”->http://www.ase.tufts.edu/gdae/policy_research/sovereigndebtrestructuring.html ]

Videos y comunicados de prensa:

Kevin P. Gallagher dio una entrevista a Real News Network explicando este Documento de Trabajo. La entrevista también abarcó los tratados de comercio e inversión, la crisis de la deuda griega y el límite de la deuda de EE.UU.

Vea la entrevista completa (sólo en inglés)

Global Development And Environment Institute
Tufts University
Medford , MA 02155 USA
tel. 617-627-3530 – fax. 617-627-2409
email: [email protected]
Copyright © 2002-2008 Tufts University

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *