¡Hasta cuándo!

Miles, millones de “hasta cuándo” jalonan el desarrollo de la humanidad. Hoy, siglo XXI, vuelven a retumbar en innumerables países, ciudades, plazas, barrios de la Aldea Global.

Hasta cuándo la dominación, hasta cuándo la injusticia, la inequidad, la desigualdad, la pobreza, la indigencia; hasta cuándo los castigos, las humillaciones, las traiciones; hasta cuándo la indignación de los sufrientes, la desesperación de quienes no resisten más.

Hasta cuándo se permitirá a los dominadores que encubran sus intereses, practiquen impunemente su opulencia. ¿Ignoramos que no hay riqueza extrema que no haya sido acumulada a costa del esfuerzo de enormes mayorías, los explotados, los oprimidos, los desplazados, los amordazados?  Cómo explicar que 40 o 50 personas posean tanta, tantísima más riqueza que 3700 millones de personas, la mitad de la población mundial.

Desde el fondo de la historia, con palabras o sin ellas, más allá de cualquier partido político o ideología que la hubiese enarbolado, ha germinado en el corazón de los pueblos aquella consigna, aquel sentimiento, aquel ruego que “el pueblo unido jamás será vencido”. Es cierto, así es. Y sin embargo, tantas veces sentida, tantas veces desvirtuada; por divisionismos inducidos, por mezquindades, por narcisismos, por fanatismos, por ignorancia y tantos fantasmas que nos han inoculado. La conjunción de “pueblo unido” y “jamás vencido” sigue desafiando nuestra cordura, nuestro esclarecimiento, nuestra generosidad e inteligencia, nuestra determinación y albedrío  para erguirnos por sobre propias pequeñeces, miedos, egoísmos, cobardías grandes o pequeñas. Unidos, sí, en la diversidad que enriquece, en el respeto y solidaridad que enaltece.

Sacude el ¡hasta cuando!

Cordial saludo,

Los Editores

PD:  Adagio en mi país lo explica en versos firmes. Vale escucharlo, por primera vez quienes no pudieron conocerlo o, una vez más, quienes nos fortalecemos al reencontrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *