Concentración de la riqueza y del poder decisional

Entre tantas cuestiones y circunstancias que se entremezclan en el mundo, uno de los procesos más significativos hace a la concentración de la riqueza y el poder decisional. Y decimos que es altamente significativo porque las fuerzas que emanan de ese proceso se han erigido en ordenadoras del funcionamiento global y nacional. Esto es, inciden de tal modo que casi todos los sistemas económicos nacionales y por cierto el funcionamiento global se han ajustado y en buena cuenta subordinado a servir los intereses de esas elites de dominadores de la marcha del mundo y los países. Ya no son los ciudadanos quienes libremente tallan su destino sino los “mercados” que supuestamente integran a la totalidad de productores y consumidores de cada país pero que en verdad excluyen, “dejan afuera”, a un sinnúmero de personas que tienen el potencial de producir y la imperiosa necesidad de consumir para cubrir necesidades fundamentales y vivir con dignidad. El funcionamiento concentrador segmenta a la población mundial entre los pocos que poseen y los muchos que no poseen acceso a las decisiones estratégicas. La situación se torna tan dramática que los “mercados” llegan a decidir qué pequeñas minorías consumen lo mejor inmersas en un conspicuo bienestar material, quiénes como sectores medios van a la zaga retrocediendo en un mundo cruzado por crecientes desigualdades que congelan o hacen retroceder su bienestar material,  y quiénes como inmensos segmentos de la población mundial apenas pueden subsistir en la pobreza o morirse en la indigencia. Queda para cuestionar cómo hoy se concibe el bienestar y porqué se endiosa lo material e individualista en lugar de dar primacía a la consideración entre personas, lo solidario, la integración comunitaria, el cuidado del planeta.

Opinión Sur ha publicado artículos y libros que analizan dimensiones e impactos geopolíticos y socioeconómicos de las dinámicas concentradoras, así como estrategias y medidas para desmontarlas. Esos análisis seguramente han sido incompletos o parciales como es inherente a cualquier saber y conocimiento, y si bien nos hemos esforzado por utilizar un lenguaje sencillo, muchas veces no fueron adecuados para amplias audiencias. Intentaremos a través de una serie de cortos videos de divulgación corregir esos sesgos comunicacionales sin sacrificar rigurosidad sustantiva. Ensayaremos y corregiremos sobre la marcha. El primer video plantea una visión muy general del proceso concentrador y puede verse en ver video .

Cordial saludo,

 

Los Editores

 

Deja un comentario