Notas de editores

La paz se gestiona

Es un anhelo de larguísima data que prime la paz en el mundo, en una región, un país o una localidad y, sin embargo, lograrla es algo por demás complejo …

Read More »

El reflujo neoliberal

No es casualidad sino causalidad que, cuando se desenmascaran los tremendos impactos sociales y ambientales provocados por la desaforada concentración de la riqueza, haya aparecido un reflujo neoliberal en casi todo el mundo. Es que cada vez queda más evidente la inequidad y el sufrimiento que padecen pueblos enteros, algo muy peligroso porque moviliza voluntades que el poder concentrado necesita contener. Nos han corrido la agenda: de impulsar transformaciones y la creatividad que puede dar paso a lo nuevo, han logrado desviar nuestra energía a lamentarnos por los derechos que se pierden y resistir como se pueda. En lugar de sustentabilidad, justicia social y cuidado ambiental, prima la codicia sin fin, el egoísmo, la impiedad para con los demás. La finalidad del existir pasa ahora por los negocios y el enriquecimiento; poco de esclarecimiento y mucho de alienación y embotamiento del albedrío. Es un desafío que nos pone a prueba; que enseña una vez más que los avances no suelen ser lineales; que es imperioso desentrañar las circunstancias que atosigan, reconocer las fortalezas y debilidades del privilegio, trabajar nuestras propias capacidades y determinación, revisar errores cometidos. También alerta que necesitamos fortalecer con la comprensión, la organización y la movilización; separar paja del trigo, focalizar y priorizar, unirnos en la diversidad. No son tiempos sencillos y, sin embargo, lo esperanzador es que convoca a una nueva construcción. Cordial saludo, Los Editores

Read More »

Comprensión amordazada

El tremendo proceso de concentración de la riqueza que prevalece en el mundo (62 personas han concentrado la misma riqueza que 3600 millones de personas) castiga a inmensas mayorías manteniéndolas …

Read More »

Nuestro mundo y el de las élites

Élites empresariales, políticas, mediáticas y judiciales se han apoderado del timón global y de muchos gobiernos nacionales consagrando dos mundos superpuestos: el de esas élites y el de las enormes mayorías poblacionales. El mundo de las élites comete infinidad de atropellos que castiga sin piedad a los vulnerables, destruye el medio ambiente y succiona valor generado por la humanidad en su conjunto. Para lograrlo, somete a las mayorías económica y culturalmente; se apodera de recursos estratégicos que condicionan las trayectorias y coloniza las mentes para esterilizar resistencias. Si acaso eso no resultase suficiente, las élites tienen el poder de desestabilizar hasta destituir a democráticos gobiernos de base popular. El desafío que muchos asumimos es el de transformar desde la política este orden impuesto a espaldas de la población mundial. Es un sendero difícil pero imprescindible de encarar. Es una marcha cuesta arriba plena de obstáculos como son los acuerdos internacionales que las élites tratan de imponer en negociaciones ocultadas a la opinión pública, como son la imposición de políticas públicas que procuran mantener lo más débil posible nuestras defensas ante la eventualidad de nuevas crisis globales, como también resulta de ignorar una diversidad de héroes colectivos que bregan cotidianamente para restituir mejores espacios de vida. Estos son los temas que encaramos este mes, identificando problemas y esbozando posibles cursos alternativos de acción. Cordial saludo,   Los Editores

Read More »