Abusos de poder de mercado

Los abusos de poder de mercado perjudican el pleno desarrollo del potencial productivo de un país. ¿En qué consisten y cuales son sus impactos?Los abusos que imponen ciertos actores económicos a otros actores y a la población en su conjunto, utilizando el poder de mercado que detentan, son frecuentes en todo el mundo pero especialmente en países que no cuentan con un Estado firme, enraizado en una democracia plena. Muchos países del Hemisferio Sur, aun donde triunfos electorales llevaron a fuerzas progresistas al gobierno, han superado tan sólo parcialmente la condición de “Estados bobos”; es decir, son Estados con una pobre capacidad para regular y controlar, entre otras cuestiones, abusos de poder de mercado.

Esto no es atribuible a la miopía o falta de determinación de nuestros gobiernos, más allá que se cometan errores de apreciación y de accionar en ciertas áreas de gestión, incluyendo las de seguridad ciudadana, delito organizado, corrupción privada y pública. El principal factor que sustenta los abusos de poder de mercado es la descomunal capacidad para influir sobre las decisiones públicas y privadas que detentan las fuerzas económicas hegemónicas. Esas fuerzas operan libremente con la complicidad, abierta o encubierta, de los medios de comunicación que controlan y de sectores adictos del sistema judicial, de la política y de ciertas usinas de pensamiento estratégico.

Existen muy diversas formas de abusar del poder de mercado y en estas líneas se señalan algunas de las más relevantes tomando como referencia textos ya publicados en Opinión Sur y una recientemente aprobada legislación ecuatoriana 1/. Esta ley de alcance nacional encara “el abuso de operadores económicos con poder de mercado, los acuerdos colusorios y otras prácticas restrictivas, las operaciones de concentración económica y las prácticas desleales, buscando la eficiencia en los mercados, el comercio justo y el bienestar general y de los consumidores y usuarios”. En ella se explicita que el poder de mercado no atenta per se contra la competencia, la eficiencia económica o el bienestar general pero, si lo hiciese, constituiría una conducta sujeta a control, regulación y, de ser el caso, a sanciones establecidas en la Ley.

Casos de abuso de poder de mercado

Entre otros, los siguientes:

(i) Cuando ciertos actores económicos afectan la participación de otros competidores a través de cualquier medio más allá de su propia competitividad o eficiencia.

(ii) Cuando un actor económico, utilizando su capacidad de fijar precios, de alterar niveles de producción o de manipular la comercialización de un producto, extrae valor que no generó de los consumidores o usuarios, así como de sus proveedores e, indirectamente, de otros estamentos de su cadena de valor.

(iii) Cuando en las relaciones comerciales un actor económico otorga condiciones desiguales para prestaciones equivalentes a diferentes competidores de modo de perjudicar a unos y favorecer a otros.

(iv) Cuando se condiciona o ata la venta para imponer exclusividades que perjudican a otros competidores que producen bienes o servicios equivalentes en precios y calidad.

(v) Cuando se niega sin justificación una demanda de compra o una oferta de venta de bienes o servicios.

(vi) Cuando se persuade o coacciona a terceros para no aceptar la compra o venta de bienes o servicios producidos por competidores de menor poder de mercado.

(vii) Cuando se subordinan acuerdos o contratos a la aceptación de obligaciones, prestaciones suplementarias o condicionadas que, por su naturaleza o arreglo al uso comercial, no guardan relación con el objeto de los mismos.

(viii) Cuando se niega el acceso a una red o infraestructura de carácter esencial a cambio de una remuneración razonable.

(ix) Cuando se acude a acciones legales injustificadas para restringir el acceso o la permanencia de competidores en el mercado.

Efectos y consecuencias

Cualquiera sea la modalidad con que se los realice, los abusos de poder de mercado perjudican el pleno desarrollo del potencial productivo de un país. Por de pronto, son muchos los actores que no logran materializar su contribución productiva debido a esos abusos que los marginan o excluyen del proceso productivo. Al mismo tiempo, se reproduce la tremenda concentración de la riqueza que atenaza al mundo a través de una permanente extracción de valor que los apropiadores no generan. De este modo, los abusos de poder de mercado afectan a nivel sistémico la dinámica y la estabilidad del desarrollo, el nivel de ocupación, la generación y la equitativa distribución de los ingresos, la ampliación de la base impositiva de modo de mejorar el financiamiento de obras y servicios públicos; a nivel de actores sociales el abuso de poder de mercado afecta la subsistencia, la dignidad, la autoestima y la creatividad de muchísimas personas. Conscientes de estos riesgos ya no cabe tolerar el libertinaje económico: el poder de mercado necesita ser debidamente regulado y controlado en toda sociedad que aspire a una democracia plena (justa, vigorosa, solidaria).

Un problema no menor es que el poder de mercado también se ejerce a nivel internacional y allí las regulaciones y el control corren siempre por detrás de los acontecimientos. Es que las grandes fuerzas económicas hegemónicas que operan internacionalmente, evadiendo de mil formas las regulaciones nacionales, ejercen un inmenso poder de mercado; utilizando guaridas fiscales y triangulaciones con empresas asociadas basadas en múltiples jurisdicciones lograron acumular inmensos recursos y las influencias necesarias para ajustar a sus intereses cualquier arquitectura internacional que pretenda doblegarlas. Bloques de países emergentes pueden jugar un importante papel en el diseño de un nuevo, más justo y sustentable orden económico y financiero global. Sin embargo, un nuevo factor que puede resultar crítico para transformar el funcionamiento global es el creciente y cada vez más convergente accionar de movimientos políticos y sociales de muy diversos países (afluentes, emergentes, rezagados, empobrecidos) que, en general, hasta hace muy poco sólo operaban a nivel nacional. Una más contundente y coordinada acción para incidir sobre los espacios donde se conciben las decisiones de alcance global ayudaría a configurar nuevos poderes democráticos capaces de transformar el peligroso rumbo que hoy atenta contra el bienestar de nuestros pueblos y el cuidado del preciado medio ambiente.

———————————————————————————————-

1. [Diferenciar generación, redistribución y extracción de valor->http://opinionsur.org.ar/Diferenciar-generacion?var_recherche=generaci%C3%B3n%2C%20redistribuci%C3%B3n%20y%20extracci%C3%B3n%20de%20valor] y [Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado->http://www.planificacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2012/10/Ley-Organica.pdf ]

Deja un comentario