¿Está mal acceder a un empleo gracias a un conocido? La autora de esta nota explica que no y recomienda cómo optimizar el uso de tus conexiones para conseguir un buen trabajo. ¿Cómo juegan las redes sociales on line? Ventajas y desventajas de Facebook y LinkedIn

¿Te pasás horas llenando currículums en Internet? ¿Enviás mails que rara vez son respondidos? Sprayette te presenta….

No, no es ningún artículo mágico que (no) te va a solucionar tus problemas. Pero sí en esta nota te contamos cómo usar un recurso que seguramente tenés disponible: ¿qué te parece si aprovechás (sin aprovecharte de) tus contactos? Están presentes en todos los ámbitos de la vida: desde el diariero de la esquina, pasando por la hermana de un conocido y hasta alguien que agregaste a tu Facebook pueden ser la puerta de acceso a tu próximo empleo.

“Podés llegar tan lejos como tus contactos”, es una frase que repetía un viejo amigo. En cambio para mí, conseguir un trabajo gracias a una conexión significaba “entrar por acomodo” y estaba muy lejos de querer usar ese recurso. Menos aún en mi iniciación laboral. Pero este preconcepto cambió apenas empecé a buscar mi primer trabajo. Una conocida me comentó en un casamiento que en su empresa necesitaban a alguien con mi perfil y me pasó su mail para que le mandara el curriculum (en adelante, CV).

Casualmente, el lunes siguiente recibí un e-mail con un aviso de la misma empresa avisando de la apertura de un proceso de selección. Dado que hasta ese momento estaba en contra del uso de los contactos, decidí no llamar a mi amiga y probar por mi cuenta. Luego de dos meses, con ocho etapas en el proceso de selección en un grupo empresarial con numerosas compañías, terminé trabajando en el mismo puesto que mi amiga me había mencionado. Llegué a la última entrevista con la jefa del área y descubrí que mi contacto formaba parte de su equipo. A partir de esta experiencia empecé a visualizar la diferencia entre contactos y “acomodo”. Una cosa es pedir “que hagan palanca por vos” mientras que otra es usar el “apalancamiento”.

El apalancamiento, en pocas palabras, consiste en usar la menor fuerza posible para realizar una tarea. Por ejemplo, si vas a cerrar una puerta pesada es más fácil si aplicas fuerza en la parte más cercana a la bisagra. El paralelismo consiste entonces en que la puerta es “la vacante”; la fuerza, “tu CV”; y el lugar más cercano a la bisagra, “tu contacto”.

Las redes de conocidos son mencionadas en numerosas encuestas como la principal fuente para obtener resultados en la búsqueda de empleo. Cuenta con la virtud de que el CV es presentado en el tiempo y circunstancias adecuadas: se entrega en el momento preciso en que se necesita ocupar un puesto y llega directo a la persona que realiza la búsqueda. Además cuenta con el valor agregado de la recomendación de tu conocido. Es una relación win-win-win. Ganás vos, gana tu contacto y gana la persona que está buscando tu perfil.

Red de contactos “tradicional”: un grado de distancia

El padre de Mariana es director de una gran compañía y ella está buscando su primera experiencia laboral. Sabe que podría entrar a su empresa pero siempre sería “la hija de…” y prefiere construir su propio nombre. Por eso le pide asesoramiento a un amigo que hasta hace poco tiempo, también estaba buscando trabajo. Éste le pasa una lista de selectores de recursos humanos que tenía guardada para que se contacte.

Éste es el caso clásico de conseguir trabajo por contactos. La red “tradicional” incluye a la familia y amigos que circundan la vida: tu fuente principal y directa. Tiene el beneficio de que te conocen en detalle y es esperable que quieran lo mejor para vos. La desventaja es que en algunas relaciones tan cercanas se prefiere evitar pedidos por razones personales, por la poca imparcialidad que tienen o para eludir las connotaciones negativas de tener a dos personas estrechamente relacionadas en el mismo ámbito laboral. Muchas veces, esas cuestiones pesan más que las buenas relaciones del familiar o amigo.

Cuántas más sean las personas de esta red y mejor contactados estén, mayores serán tus posibilidades de encontrar trabajo. El consejo es básico: comunicá a tus conocidos cercanos que estás en la búsqueda. Enviá emails, llamalos, publicá una frase alusiva en tu MSN o lo que se te ocurra, siempre y cuando sea de un modo correcto. Pensá que estás generando tu propia publicidad.

En el caso de Mariana, ambos contactos provinieron de la red “tradicional”. Buscá siempre la opción donde te sientas más seguro y te genere el tipo de oportunidades que estás buscando.

Red de contactos “por transferencia”: dos grados de distancia

Se trata ni más ni menos que del grupo primario, de tu grupo primario.

Martín estudia administración de empresas y se encuentra en la etapa final del proceso de selección de una consultora líder. La primera entrevista la consiguió al enviar un e-mail a una dirección que le había pasado una persona cercana de su amiga Sol. Ella tenía presente que Martín buscaba trabajo y cuando se enteró de que había un puesto abierto en la empresa de su amiga, le pasó el CV de Martín. El curriculum fue entregado directamente al gerente de línea, quien realizaba la búsqueda.

Aquellos que hemos crecido con Xuxa aprendimos que los amigos de mis amigos son mis amigos. Un concepto tan simple como ése no debe ser olvidado en la vida adulta. Si bien a simple vista puede parecer que tu red de contactos tradicional no te ofrece grandes posibilidades, nunca sabés cuán bien contactados pueden estar.

Red de Contactos “Online”: tres o más grados de distancia (E- Networks)

Matias pertenece al grupo “Recursos Humanos” de Facebook. Al participar de un foro, se conectó con una colega vía mensajes. Luego de unos meses, Matías perdió su trabajo y le consultó a su colega cuáles eran los mejores medios para enviar su CV a la empresa donde ella trabajaba. Ella le pasó un contacto directo para enviar el CV y a la semana fue llamado para iniciar el proceso de selección.

En el mundo virtual podés llegar tan lejos como tu proactividad alcance. Los sitios por excelencia en networking son LinkedIn yFacebook.

LinkedIn cuenta con el beneficio de que está diseñado especialmente para el mundo laboral. La desventaja es que hay menos jóvenes en el sistema en comparación con Facebook. Al ingresar, uno carga su CV, agrega sus contactos y visualiza los de sus conocidos. En caso de encontrar algún contacto de un amigo que nos interese, se solicita la presentación por medio de su conocido, llegando así a nuevos contactos laborales.

Sumarse a LinkedIn es una inversión en tiempo, que puede ser muy redituable si querés estar dentro del mundo laboral online. Quizás ahora tengas pocos contactos, pero tener tu cuenta habilita a que otros te puedan agregar y empieces a indagar en el mundo de las redes de contactos global.

Por otro lado, ¿qué lector de este artículo no está en Facebook? Se ha extendido de manera tal que es muy difícil no pertenecer a este sistema. Aunque cuenta con la desventaja de que no estuvo inicialmente pensado para negocios, uno se vuelve a contactar con personas que ya había perdido la esperanza de volver a ver. Desde un compañerito de primaria hasta el guía de rafting en unas vacaciones. Todos ellos son contactos, tus contactos.

En el mundo de hoy, estar constantemente capacitado y preparado es un requisito indispensable dadas las nuevas exigencias y la creciente competencia. No obstante, muchas veces con el mérito no alcanza. Si bien ser bueno en lo que hagas puede ser vital para mantenerse en un empleo, rara vez es la puerta de entrada al trabajo que querés. Es precisamente ahí donde los contactos pueden hacer la diferencia: porque saben de alguna vacante y te conocen a vos, y pueden dar un voto de confianza en cuanto a tu responsabilidad o personalidad; cuestiones para nada menores cuando un empleador tiene que contratar a alguien sin referencias.

Entonces aprovechá a tus conocidos, que se conozca en Internet sobre tus búsquedas, y así, invirtiendo un poco de tu tiempo, probablemente vas a obtener buenos resultados. Pero cuidado: tu contacto no es la garantía de conseguir el empleo y, mucho menos, de mantenerlo. Por eso, tené cuidado con hacerlo quedar mal. Porque quien te recomienda, también está poniendo en juego su propio criterio.

+Info

Sitios recomendados en networking:

LinkedIn

Facebook

Social Networking in Plain English, un video sobre redes de contacto