¿Cómo emprender un negocio y posicionarlo en el mercado a muy bajo costo? La importancia del boca en boca, los contactos y el e-marketing son algunas de las estrategias que una publicista sugiere para difundir el trabajo de una nueva iniciativa.

Ilustración: Lorena Saúl

Dicen algunos que no hay mejor forma de publicitar un negocio que través del boca en boca de sus clientes. No hay nada más reconfortante que un usuario satisfecho que recomienda a sus contactos una iniciativa a través de buenas referencias. Pero este tipo de “publicidad gratuita” no debe quedar librada al azar ya que, además del buen servicio que se requiere como base, se necesitan de estrategias que colaboren en la generación de nuevas relaciones y en mantener a los clientes contentos.

Una imagen positiva

Para hablar de publicidad, es importante partir de la base de que para que un proyecto de negocio sea exitoso, es necesario fortalecer primero su cultura e identidad, para luego sí lograr una imagen externa sólida, que represente el buen servicio y la calidad. Porque si bien la utilización de estrategias publicitarias serán seguramente de gran valor para una iniciativa empresarial, nada asegura que su efecto perdure en el tiempo –o incluso tenga efecto- si lo que se comunica y quiere transmitir no coincide con las características de la iniciativa.

Primero es necesario entonces consolidarse puertas adentro para lograr una imagen positiva. Es decir que por ejemplo, aquellos empleados que estén conformes con su trabajo, serán los que logren en forma inicial transmitir y propagar la buena atención de un emprendimiento -y los primeros en generar una óptima difusión-.

A partir de allí, resultará más sencillo y real trabajar sobre la imagen pública del negocio. Y la publicidad es una herramienta imprescindible para el progreso de emprendimientos de cualquier escala. A través de un trabajo corporativo, será posible entonces destacar y comunicar estratégicamente algunos rasgos de identidad en detrimento de otros.

Autores de la comunicación como Justo Villafañe señalan que para que un proyecto genere una imagen positiva de su trabajo, son necesarios tres hechos: la imagen debe basarse en la propia realidad de la empresa; deben prevalecer los puntos más fuertes del negocio y deben coordinarse las políticas formales con las funcionales; es decir aquellas que se refieren a la comunicación externa y aquellas que sugieren la manera de llevarlas a cabo.

Planificar y publicitar

La primera forma de promocionar una empresa es a través de los mismos actores que la constituyen –en cuanto a actitudes, presencia, atención, etc.- Pero hay otras maneras –tantas como las que la creatividad permita- de publicitar un emprendimiento a bajo costo. Si bien las estrategias son infinitas, nos enfocaremos en algunos aspectos que valen tenerse en cuenta a la hora de la planificación:

1) Antes de delimitar una estrategia específica de publicidad, es necesario delimitar el público objetivo a la que irá dirigida. Eso dependerá de las características del negocio, servicio o producto a difundir.

2) Los clientes son quienes mejor conocen el negocio, con lo cual, son los primeros vendedores de un emprendimiento. Y por eso hay que asegurarse que todos aquellos que requirieron de los servicios hayan tenido una buena experiencia. Ante la aparición de un conflicto, es importante que sea solucionado de manera eficaz mediante diferentes estrategias como la oferta de incentivos y descuentos, premiando a quien consigue más clientes, ofreciendo un canal de comunicación abierto para quejas y reclamos, entre otros.

3) Cada uno de los clientes, a su vez, cuenta con otros contactos que podrían convertirse en potenciales consumidores –ya sea por trabajar en el mismo rubro, por buenas referencias o por intereses similares -. Por este motivo es interesante crear redes de contactos y articulaciones con otras personas o empresas que provengan de los mismos clientes.

4) Es necesario construir una imagen positiva para sentar bases sólidas de la identidad del proyecto. Para ello, es preciso, entre otras cosas, armar un perfil que resalte las características y las ventajas competitivas del emprendimiento y que lo vuelvan líder en su campo de acción.

5) El negocio debe estar en sintonía con las nuevas tendencias y desarrollos del ámbito en el que se desenvuelve, y estar en contacto y ser a su vez promotor de otros emprendimientos –de igual o diferentes características-. Publicitar un sitio Web en otras páginas similares, puede darle a la empresa el impulso que le permita generar mayor notoriedad a un proyecto.

Publicidad gratuita y efectiva

Hoy, gracias a las posibilidades que brinda la Web, es más sencillo dar a conocer un negocio de manera rápida y sin altos costos. Mediante la distribución de flyers digitales, la realización de boletines virtuales, banners, blogs y páginas Webs, se puede aumentar el interés y la notoriedad de los productos o servicios.

A partir del e-marketing –o marketing digital- por ejemplo se pueden realizar campañas publicitarias para medios digitales que no sólo permiten difundir un servicio, sino que además posibilitan conocer las preferencias y tendencias del consumidor en forma directa a través del envío de encuestas. Y esto facilita a su vez la difusión de servicios y productos personalizados; es decir que estén al alcance de quien los busca cuando los necesita.

Las redes sociales también constituyen un elemento esencial de difusión. La posibilidad de crear Fan Pages en facebook o campañas específicas permiten mantener una relación más directa y actualizada con los consumidores. Cuando los usuarios cuelgan en sus perfiles su ubicación geográfica, su edad y gustos, la publicidad se vuelve más efectiva a partir del conocimiento en detalle de sus preferencias.

Pero también existen estrategias más tradicionales como la realización de tarjetas personales, la creación de catálogos de productos, la participación en eventos y ferias que organicen otras empresas o pymes del rubro, la realización de campañas en medios de comunicación… Todo dependerá de quién es el público objetivo al que apunta el proyecto y qué canales utiliza para comunicarse.

No hay una única fórmula sobre cómo hacer publicidad efectiva pero sí existen diferentes factores que colaboran con el éxito de una iniciativa a muy bajo costo. Con mucha creatividad es posible aumentar la competencia en el mercado y fomentar la clientela, sin la necesidad de invertir grandes sumas de dinero. Es necesario contar con una iniciativa sólida, tener identificado el público al cual se desea llegar, buen uso de las relaciones públicas y hacer hincapié en los puntos más fuertes del emprendimiento a desarrollar. Y por supuesto, el boca en boca se hará cargo de realizar lo suyo también.

Ilustración: Lorena Saúl

¿Te gustó esta nota? Suscribite clickeando acá

+Info

¿Cómo construir una buena imagen? Estos links te van a ser útiles

Justo Villafañe

Fan Pages

Twync vende publicidad en Twitter

Publicidad, la inversión de bajo costo, un artículo con algunas estrategias extras de difusión