Internet y el avance de las telecomunicaciones permiten que muchos jóvenes y no tan jóvenes puedan laburar desde sus casas: secretarias, periodistas, profesores, programadores hasta psicoanalistas prueban suerte a través de la web. Las ventajas: manejás tus horarios, estás en tu casa y sos más independiente. Desventajas: estás aislado, se trabaja por proyecto, no hay derechos laborales ni estabilidad. Pros y contras de una tendencia que crece

Organizaciones virtuales con sedes y profesionales en lugares como New York y Mar del Plata hasta Sidney y Zhitomir; secretarias en red que trabajan desde sus casas con muchos jefes a la vez; psicoterapias online con pacientes en cualquier punto del planeta…

El mundo laboral se transforma constantemente a través de las nuevas tecnologías, las distancias se acortan y lejos van quedando los aportes y cargas sociales, las licencias por maternidad, enfermedad y vacaciones. La estabilidad laboral se convierte en una utopía para muchos jóvenes, que deben rebuscárselas día a día para generar nuevos proyectos e ideas que les permitan subsistir.

Bienvenidos a la era más pura de flexibilización donde todo es crear, buscar, pensar e innovar los 365 días del año.

Sobre teleservicios y vida cotidiana

Los embotellamientos, los grandes tiempos de desplazamiento y la obligación de cumplir horarios fijos son algunas de las circunstancias que desaparecen a partir de las nuevas modalidades laborales. El uso de telecomunicaciones como herramientas principales de trabajo conlleva una reorganización en las formas tradicionales de empleo y de vida. Así, computadoras, teléfonos y cámaras web se convierten en elementos primordiales a la hora de llevar a cabo el teletrabajo, que se desarrolla a través de las tecnologías de información y comunicación (TIC´s), y no requiere la presencia de la persona en la oficina o empresa.

Sergio Postigo, titular de la cátedra de emprendedores en la Universidad de San Andrés, asegura que a partir del teletrabajo se puede lograr un mejor rendimiento y concentración ya todo se hace desde la casa en un ambiente más relajado. Pero por otro lado dice: “A veces la comodidad suele jugar en contra si el empleado no se organiza adecuadamente o no cuenta con los medios necesarios de comunicación e infraestructura”. El trabajador cumple correctamente con su tarea si logró los objetivos encomendados en las fechas pre establecidas y con la satisfacción de sus clientes. Y esto a veces puede ser un problema.

Muchos jóvenes apuestan por esta modalidad laboral, aunque no siempre están del todo conformes. Agustina, de 24 años, trabaja ocho horas diarias desde su casa para una agencia de publicidad: “No me gusta esto porque me invaden con llamados constantes, no tengo horario de ingreso y salida, no me relaciono con nadie y nunca termino de desconectarme”, cuenta. Respecto a su queja, existen algunas soluciones. Por empezar es importante poner reglas claras con quienes te contratan respecto a tus horarios y modalidades. También la tecnología ofrece alguna mano. Hoy las telefónicas dan la posibilidad de tener dos números distintos para la misma línea y que cada uno suene de una manera distinta. Así, si el llamado llega con el sonido laboral en un momento en que no corresponde, se puede no atender.

Sin embargo Agustina rescata que el teletrabajo es una buena modalidad para “zafar de pagar ciertos impuestos, alquileres y material de trabajo”. Aunque muchas veces los empleadores también se aprovechan de eso, dado que aún no existen reglas generales de contratación: eso depende de las características del trabajo y de la empresa.

Carolina Aguirre es miembro del sitio Asistencia Online, que ofrece el servicio de secretarias virtuales. Ellas deben no sólo saber idiomas, trabajar en red y tener buena presencia –como se les exige a las secretarias tradicionales- sino que además deben contar con la capacidad de hacer varios oficios al mismo tiempo para más de una persona a la vez: organizar citas, llevar agendas, redactar cartas. “Muchas pueden hasta tercerizar algunas tareas, supervisando lo que hace el otro”, agrega Aguirre. Si bien en la Argentina el precio de una asistente online varía entre los 30 y 50 pesos por hora, el costo depende del tiempo en que se lleva a cabo y las posibilidades de cada cliente.

Sin duda el uso de las TIC`s abre un abanico de nuevas y diversas posibilidades laborales, ya sea para quienes ofrecen servicios a través de la web, o para empleados a distancia con sueldo fijo. Sergio Postigo afirma convencido: “Creo que es una buena oportunidad para tomar iniciativas propias porque presenta una nueva manera de organización y de relacionar el empleo con la vida cotidiana”.

Emprendimientos virtuales

“La forma tradicional de trabajar a lo galpón, con un concepto pyme industrial nunca me pareció lo suficientemente delicada para una estructura innovadora”, asegura Mariano Barcia, director y fundador de Colaborativa.net, una organización virtual que desarrolla software y proyectos Internet.

Desde 2003 Colaborativa trabaja de manera mixta –parte en las oficinas y parte en casa- y cuenta con sedes e integrantes en distintas partes del mundo. Según Barcia, el leitmotiv es hacer más foco en la innovación que en estar 12 horas con la camiseta puesta. Por su parte, Eduardo Remolins, presidente de Sur Norte Inversión y Desarrollo –ONG especializada en la creación de nuevas empresas- dice que lo positivo de llevar a cabo emprendimientos mediante la utilización de TIC´s es que se puede alcanzar una llegada internacional mucho más rápida y fácil. “Los costos de poner el negocio en marcha pueden ser bastante más bajos, aunque se debe invertir en la estética y usabilidad del sitio, que es la única cara visible con respecto al cliente”, opina. Ambos coinciden en una cosa: se requiere de una gran madurez y disciplina para llevar adelante una empresa virtual.

Si bien la independencia de horarios y lugares físicos hacen que el trabajo sea menos estructurado y más creativo, es necesaria mucha responsabilidad por parte de los miembros para generar confianza y resolver problemas internos. Barcia cuenta que en algunos proyectos de Colaborativa suelen realizar jornadas con el fin de evaluar trabajos finales y aprender de los errores. Y agrega que en algunas circunstancias elaboran documentos de “lecciones aprendidas”, aunque les parece una forma un poco burocrática.

Pero con más ventajas que riesgos, el director de Colaborativa.net apuesta por la forma de trabajo mediante el uso de tecnologías. “La diferencia con respecto a un trabajo tradicional se basa en la confianza de saber que no se está al acecho de un culpable, sino en la búsqueda en equipo de soluciones creativas”.

Terapias online

Desde 1998 Sonia Cesio, psicóloga y fundadora del sitio web Enigmapsi comenzó a recibir preguntas de personas que navegaban en los portales de psicología y solicitaban ayuda para sus problemas y sufrimientos. Al principio ella contestaba con respuestas puntuales y en forma gratuita, hasta que las consultas comenzaron a excederla.

A partir del 2000 decidió realizar terapias a través del correo electrónico. “La persona manda un mail contando qué le pasa y la respuesta implica una elaboración del problema. Ese trabajo es un análisis que consiste en brindar nuevas maneras de pensar la situación con el fin de encontrar una salida saludable”, cuenta Sonia.

Sin embargo el texto escrito no es la única forma de trabajar online. Existen muchos profesionales que prefieren el chat o la videoconferencia para las sesiones. Cecilia Lotero, del Instituto Psicología Argentino, prefiere generar un encuentro cara a cara, acortar distancias y sentirse cerca a partir de la utilización de la cámara web y el micrófono. “Es importante que aquellas personas que se encuentran en otros países y con otras culturas puedan sentirse cerca de través de una imagen y de la voz”, opina. Muchos de los pacientes que atiende la institución son argentinos residentes en otros países que no pueden realizar sesiones presenciales por circunstancias como la problemática del idioma y la inexistencia de psicoterapeutas.

Según Sonia, las personas que prefieren las terapias online son aquellas que sufrieron maltratos, sometimientos y otras formas vinculares dolorosas. Y agrega: “Buscan mucha distancia con el terapeuta para poder desaparecer si las cosas no van bien y no tener así un nuevo problema en su vida, además de los que ya tienen”.

Para concertar una cita online, se estipula día, horario y duración con el paciente. En la Argentina, el costo de una sesión arranca desde los 40 pesos (15 dólares) y la forma de pago es por transferencia y depósito bancario, por giro postal o empresas que envían dinero. De esta manera, cada vez son más las personas que eligen realizar tratamientos psicoterapéuticos online para conservar su intimidad sin tener que moverse de la comodidad de sus hogares.

Desafíos en línea

Locutores, periodistas, profesores, médicos y secretarias; el número de profesionales que brindan sus conocimientos vía Internet es cada vez mayor y variado. No caben dudas de que para muchos es una forma innovadora y creativa de tomar iniciativas y ofrecer servicios, a pesar de las ventajas o desventajas que pueda tener este tipo de vida.

Lo cierto es que el mundo avanza, y junto con él, las tecnologías de información y comunicación se vuelven herramientas esenciales para construir y generar nuevas formas de subsistencia ante el deceso de las estructuras estables de empleo. Como asegura el profesor de la Universidad de San Andrés Sergio Postigo: “El teletrabajo no sólo se proyecta como una manera muy importante para la creación y puesta en marcha de iniciativas propias, sino que además presenta nuevas maneras de relacionarse con los entornos laborales tradicionales y fundamentalmente plantea nuevos desafíos en las relaciones”.

No quedan demasiadas opciones entonces más que navegar en la corriente de las innumerables redes que nos conectan para así buscar y conseguir oportunidades en este mundo flexibilizado.

+Info

Entrevista con Mariano Barcia. El director de Colaborativa.net explica por qué eligió esta modalidad para su empresa.

Psicoterapias On Line 1 . Entrevista con Sonia Cesio, coordinadora del sitio de psicología EnigmaPsi

Psicoterapias On Line 2 . Entrevista con Cecilia Lotero psicóloga del Instituto de Psicología Argentino, que ofrece terapias online

Links

Algunas Páginas para capacitarse en el área del Teletrabajo:

Asociación Argentina de Teletrabajo

Cámara Argentina de Comercio Electrónico

Centro de Teletrabajo de la UTN

Centro de Teleservicios de la Información y la Comunicación [email protected]

Revista Mundoteletrabajo

Psicoterapias Online: Instituto de Psicología Argentino

Portal Enigma Psi