Un tercio de las mujeres del mundo padecen algún tipo de violencia

Un tercio de las mujeres del mundo padecen algún tipo de violencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en el último estudio que realizó sobre el tema de género señala que un tercio de las mujeres del mundo padecen algún tipo de violencia. Lo que quiere decir que “la violencia contra las mujeres es un problema de salud mundial de proporciones epidémicas”. Así como el cólera, en su momento, o la obesidad, en otro, fueron epidemias por la gran cantidad de personas que afectaba de distintos lugares geográficos, también la violencia de género es considerada una problemática mundial que acecha a millones de mujeres.

La violencia en Argentina

Uno de los problemas en Argentina es que se carece de registros oficiales para cuantificar los femicidios. La Asociación Civil “Casa del Encuentro” elabora desde hace seis años las estadísticas de femicidio en Argentina pero con datos incompletos que se recopilan de agencias informativas como Télam, Dyn y 120 diarios de distribución nacional y/o provincial. Son datos incompletos porque en el certificado de defunción no se nombra la palabra femicidio, sino muerte por un paro cardiorrespiratorio o por traumatismos, entonces es muy difícil cuantificar los casos. Lo que provoca la muerte es el traumatismo, ahora si fue a causa de que la mujer se cayó en la bañera o fue porque el marido le pegó un palazo, no está especificado en las actas, lo que dificultad contar con estadística real. La Casa del Encuentro solicita al Estado estadísticas oficiales sobre violencia hacia las mujeres incluyendo los índices de femicidios.

El informe presentado en febrero de este año por el Observatorio de Femicidios de la Casa del Encuentro golpea de frente la mirada del espectador con su primera página: “Cada 35 horas una mujer es asesinada por violencia sexista en nuestro país”.

Según el mismo informe, en el 2012 se registraron 255 femicidios y 34 de esas mujeres asesinadas habían hecho la denuncia previamente. El 70% de los victimarios eran parejas o ex parejas de ellas en el momento en que las mataron, por lo que se afirma que el lugar más inseguro para una mujer es su propia vivienda, aseguran que “los femicidas están en el círculo afectivo o familiar de la víctima”. Muchísimas mujeres tienen miedo de realizar denuncias contra sus maridos, porque luego deben volver a la casa que comparten con ellos y así aguantan los golpes por años.

Esta “epidemia”, también genera víctimas colaterales, entre el 2011 y 2012, se registraron 703 hijos e hijas que quedaron sin madre y de ellos 460 son menores de edad.

Legislación

Desde el 2009, Argentina tiene la Ley n° 26.485: “Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, en los ámbitos en que desarrollan sus relaciones interpersonales” que fue reglamentada en el año 2010 pero aún no fue implementado el Plan Nacional para hacerla cumplir.

Más allá de que la ley regule, pero en realidad el destino de la mujer denunciante depende del fiscal al que le toque la denuncia, se trata de diferente manera acorde con el criterio de cada uno. Por eso hay mujeres que denuncian y luego son doblemente golpeadas, porque quedan desamparadas cuando vuelven a sus casas.