Los psicólogos tienen muchas técnicas para ofrecer: los psicoanalistas -con su diván y las técnicas denominadas “ortodoxas”- intentan explorar el inconsciente; los gestálticos, trabajan sobre el bienestar “aquí y ahora” para “darse cuenta” de las cosas que pasan; o los sistémicos tratan de encontrar cómo una persona “interactúa con su medio y qué retroalimentaciones y patrones repite que le causan una molestia”… (Para más información, podés ver un artículo que habla sobre el tema).

Fuera de la psicología, hay consultores, counselors y hasta filósofos que se utilizan como profesionales de consulta, tanto respecto a la vida personal como a las organizaciones o empresas.

Lo que tienen en común todas estas disciplinas es que siempre aportan una mirada externa sobre una problemática planteada por el protagonista: la persona u organización que va a consultar.

La mirada externa es muy importante. Muchas veces estamos tan encerrados sobre nuestros propios problemas que nos cuesta separarnos de nosotros mismos para intentar ver las cosas de otra manera. Seguramente, si nos metieran en un laberinto, nos costaría mucho salir; pero si alguien pudiera visualizar el camino desde un helicóptero seguramente nos podría indicar por dónde ir para encontrar la salida. Claro que, desde las alturas, muchas cosas que están abajo se ven muy pequeñas: seguramente desde el helicóptero los pozos no se perciben, una montaña de tres metros parece algo chiquito y un león que traba una puerta parece un simple gatito. La salida, entonces, sólo se puede encontrar si el que está adentro del laberinto y el que lo ve desde afuera trabajan en conjunto.

Opinión Sur Joven es una publicación digital que llega a toda América Latina y a todo el mundo (a través de sus ediciones en inglés y portugués). Sin embargo, la mayoría de los que la hacemos somos de Argentina.

En algunas reuniones de equipo salió la pregunta: “¿Cómo nos verán desde afuera?”. Así surgió la idea de contactar a personas jóvenes que no son nativas pero que viven o vivieron en la Argentina en el último tiempo. Y les propusimos que nos cuenten cómo nos ven, aún a riesgo de equivocarse, de prejuzgarnos, de emitir opiniones sin conocer del todo a nuestra sociedad; de no ver que los gatitos en realidad son leones

Queremos incorporar otras miradas a problemas que nos cansamos de analizar. La idea no es hacerlo desde una perspectiva política: no queremos que analicen los avatares de nuestra actualidad, sino simplemente que nos cuenten cómo somos en base a anécdotas y vivencias que ellos tienen o tuvieron en nuestro país. Este mes, Oscar Zamora Torres–mexicano y periodista- se anima a analizarnos. El mes que viene será el turno de Meredith Levick, una colaboradora yanki [1] que vive en la Argentina. Y esperamos que, a lo largo de las ediciones, podamos seguir acumulando experiencias. Siempre con la filosofía de que las miradas externas pueden ser muy importantes para la autosuperación.