La manifestación más clara con respecto a los derechos del Reino Unido sobre las islas Malvinas está expresada por el delegado de este país en el Subcomité III del Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la «Declaración sobre la independencia a los países y pueblos coloniales» (Resolución 1.514 del 27 de noviembre de 1961, modificada por Resolución 1.810 del 17 de diciembre de 1962) y se conoce también como «Comité de los 24».

El representante del Reino Unido, el 16 de septiembre de 1964, C. E. King, expresó: «…que no deseaba discutir en detalle acontecimientos del pasado lejano, pero su Gobierno estaba convencido de que las actividades británicas de épocas anteriores habían sido suficientes para darle buenos títulos sobre las islas Malvinas (Falkland) por ocupación; además, el establecimiento de la soberanía británica, mediante una abierta, continua, efectiva y pacífica ocupación por casi un siglo y medio daba al Reino Unido un claro título prescriptivo. La Argentina no había protestado constantemente desde 1833, como había dicho su representante, sino que había guardado silencio por espacio de hasta treinta y cinco años» .

De acuerdo a esta manifestación los derechos del Reino Unido a las islas Malvinas serían: I), ocupación, y 2). prescripción.