2009 fue un año muy complicado para todos por la gran crisis económica que azota al mundo desde finales del año pasado. Sin embargo, para las organizaciones sin fines de lucro fue aún peor. Nuestro financiamiento proviene básicamente de empresas o personas que deciden utilizar parte de sus ingresos o ganancias en una causa que consideran importante. En el caso de Opinión Sur apuestan por una ONG que promueve el desarrollo económico social y ambientalmente responsable en la región. Sin embargo, sería hipócrita hablar de “responsabilidad social” mientras se despide gente por la crisis económica.

Así, buena parte de los financiadores de todas las ONG (y nosotros no fuimos la excepción) se replegaron sobre sí mismos para poder sostener sus propios asuntos. Y en nuestro caso particular, esto nos obligó a quemar buena parte de las reservas. Así, a partir del año que viene, y hasta tanto se recompongan nuestras finanzas, nos veremos obligados a discontinuar las ediciones en inglés y portugués de Opinión Sur Joven.

Pero no todas fueron malas noticias. Por suerte, en este año también hubo muchas cosas que nos salieron bien. Hemos crecido en la calidad del producto y hemos duplicado la cantidad de visitas al sitio. También desarrollamos alianzas con distintas organizaciones, con las que estamos implementando nuevos proyectos.

Esperamos que la discontinuidad de las ediciones en inglés y portugués sea algo simplemente momentáneo. Por eso, apelamos a cualquiera que quiera ayudarnos a sobrellevar el mal momento. Ingresando aquí se pueden conocer las formas de colaborar.

Desde ya agradecemos la colaboración de todos los lectores y les deseamos a todos un excelente año.