Cada persona que se decide a emprender tiene un perfil particular: le gustan determinadas cosas y detesta ciertas otras. Ninguna tiene garantizado el éxito; ninguna tiene asegurado el fracaso. Emprendedor Zen es una red que permite interconectar a distintos tipos de emprendedores a través de una técnica muy simpática.

Enmarcadas en la tendencia de la Web 2.0, las redes sociales genéricas como facebooktwitter, junto con las plataformas colaborativas como wikipedia, han sido las vedettes de estos últimos años. En este tipo de plataformas genéricas de vinculación social, las personas pueden compartir recursos, sin ningún filtro. Dentro de la nueva tendencia que podemos encontrar en Estados Unidos, surge en la ArgentinaEmprendedor Zen, una red social especialmente enfocada en los emprendedores.

Emprendedor Zen surge de la tendencia de las redes sociales verticales, es decir, plataformas que permiten que las personas se contacten compartiendo un interés en particular. Estas redes terminan siendo comunidades online, como es el caso de aquellos que se vinculan a partir del gusto por la música, por el deporte o los autos. De esta manera, los creadores de la red suben contenidos especialmente orientados a sus usuarios, y las personas se contactan entre sí”, explica Eduardo Remolins, creador de Emprendedor Zen. La comunidad o red social toma esta tendencia, ofreciendo a sus usuarios contenidos enfocados en los emprendedores y posibilitando que ellos mismos suban contenidos y se contacten con potenciales clientes, proveedores, socios o aliados para desarrollar su idea de negocio.

-¿Qué tipo de red social es Emprendedor Zen y en qué se diferencia de otras?
Dentro de la comunidad, vas a encontrar personas que tienen el mismo interés en desarrollar empresas o potenciar las existentes. Al ser una red social segmentada únicamente para emprendedores, se elimina el ruido que hay en las redes sociales genéricas. La gran diferencia es que cambia la forma de vinculación. La gente no se contacta entre sí por su foto de su perfil, su nombre o las páginas a las que adhiere. Utilizando una técnica llamada “profiling”, los integrantes de la comunidad se van a relacionar con el tipo de perfil emprendedor. Esto significa que voy a saber de antemano, si la persona es buena para marketing, para ventas, desarrollando sistemas y procesos, negociando o un intuitivo para detectar oportunidades de diferencia de precios, entre otros perfiles. Esta es una gran herramienta para definir en qué tipo de negocio, actividad o tarea uno está más capacitado, combinando las competencias personales y las habilidades psicológicas, y con qué tipo de personas me conviene trabajar.

Para poder detectar cuál es la “especialidad” de cada usuario, se desarrolló la técnica del “profiling”, que parte de una serie de test psicométricos desarrollados por el psicólogo y ensayistaCarl Jung para evaluar las características psicológicas de la personalidad. Es un multiple choice que se usa en muchos test de selección de personal para definir los perfiles de cada postulante. En este caso, la técnica se adaptó para determinar la aptitud de cada miembro de la red para desarrollar negocios, es decir, cuál es el tipo de actividad económica que mejor le cabe a cada persona. Así se definieron dos trazos de personalidad; por un lado, se delimita si el usuario tiene un perfil intuitivo o si basa sus diagnósticos en aspectos sensoriales. Por otro lado, se evalúa si tiene rasgos introvertidos o extrovertidos. Así, se asocian estos tipos de personalidad a los perfiles económicos, dando como resultado ocho arquetipos de emprendedor: inventor, artista, capitán, canciller, mercader, coleccionista, tesorero y arquitecto. “Esto es visible en las características de cada usuario, permitiendo conocer y complementar el perfil de cada persona con el de los otros miembros de la comunidad”, explica Remolins.

-¿Por qué el nombre Emprendedor Zen?
El Zen es una filosofía oriental que está aplicada a un arte marcial, a una disciplina. Busca lograr mayor efectividad en la acción con el menor esfuerzo. Un arquero Zen realiza una serie de movimientos y de técnicas para dar en el blanco con el menor empleo de esfuerzo. Es decir, lograr más, con menos. Al identificar la estrategia que más se adecua a tus características personales y psicológicas, hasta cuesta definirlo como un trabajo. Esto brinda mayor fluidez y mayor eficiencia. Pero eso no significa que no haya que hacer algún esfuerzo, sino que se debe orientarlo de la manera más eficiente posible. Vale un ejemplo: si una persona tiene capacidades analíticas, de organización de un negocio y se pone en la parte de ventas, va a estar corriendo el doble y va a obtener la mitad de los resultados. Otro ejemplo: cada actividad tiene palabras para definir los estados. Los hackers lo llaman estar en “hack mode”, es decir que están ensimismados, copados, que hasta se olvidan de comer. Los traders de bolsa lo llaman estar “in the tube”, se meten en el tema y pueden estar horas. Y lo disfrutan. Lo mismo ocurre con un escritor o un periodista. Esto significa que la actividad de trabajo está fluyendo, sale con naturalidad.

-¿Cuál es el diferencial de Emprendedor Zen respecto a los programas actuales de apoyo a los emprendedores o a las comunidades online?
Hoy, en nuestra región, no hay ningún sitio o comunidad online que utilice la metodología de profiling. Por otro lado, la educación tradicional para emprendedores te puede orientar en un sentido incorrecto, porque omite quién es la persona y sus características personales y psicológicas. Entonces se baja línea respecto a la innovación, o a desarrollar una marca, o a ser un trader como propone Kiyosaki. La realidad es que 8 de cada 10 van a errarle hablando en temas de innovación, porque no son personas que la innovación les fluya. Otro preconcepto es que para generar dinero hay que ser innovador; esto no siempre es así. Vale el ejemplo de las dos personas más ricas del mundo: Bill Gates con su empresa se dedica continuamente a desarrollar productos y a generar lanzamientos de productos nuevos. Por otro lado Warren Buffet nunca lanzó un producto nuevo, invierte en sectores conservadores como ferrocarriles, o grandes empresas reconocidas, pero no en empresas que se destaquen por la innovación. Por lo tanto, ese postulado de que hay que ser innovador para generar dinero, es una gran mentira.

El registro en Emprendedor ZenEmprendedor Zen es gratuito. Completando los datos se accede al foro donde se intercambian opiniones, información, herramientas y contenidos (artículos, consejos para cada uno de los arquetipos, etc). Ahora bien, si se quiere pispear a ver qué tipo de emprendedor es cada uno, hay que acceder a una “membresía dorada” que se paga o se consigue gratis a través de algunos juegos. Esa membresía da el test para definir el arquetipo emprendedor y un informe detallado de 10 páginas sobre las características personales y económicas de la persona.

¿Te gustó esta nota? Suscribite clickeando acá

+Info

Concurso para los lectores de Opinión Sur Joven. Los primeros tres que detecten el error en este video de presentación de Emprendedor Zen accederán a una membresía doradas. Una vez que descubran el error deben llenar el siguiente formulario.

Redes sociales y plataformas colaborativas:

Emprendedor Zen

Facebook

Twitter

Wikipedia