A pesar de las distintas teorías que existen sobre la muerte del líder de Al Qaeda Osama Bin Laden, la ausencia de su figura generó distintos efectos políticos y económicos en el escenario global. ¿Cómo es el mundo sin Bin Laden?

“Es un gran día para América, el mundo es más seguro y mejor a causa de la muerte de Osama Bin Laden”, aseguró Barak Obama, presidente de los Estados Unidos, tras anunciar la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, a quien se le atribuyeron numerosas acciones terroristas contra el país norteamericano, como los ataques del 11 de septiembre de 2001 al World Trade Center y al Pentágono.

Tras un operativo militar realizado por comandos estadounidenses en una residencia en las afueras de Abbottabad, Pakistán, se anunció que Bin Laden había muerto durante la acción militar. El fallecimiento del terrorista más buscado, significa una victoria importante en la lucha contra el terrorismo por parte de los Estados Unidos, ya que fue el hombre que por más de 10 años atormentó la tranquilidad y el sueño de los norteamericanos.

Las primeras repercusiones

La respuesta por parte de los líderes internacionales no se hizo esperar ante el anuncio del fallecimiento de Osama Bin Laden. Los jefes de los países más importantes e industrializados felicitaron a los Estados Unidos, mientras que otros salieron a criticarlo y a calificar el hecho como un asesinato.

El ex presidente de Estados Unidos George W. Bush, minutos después de haber recibido la noticia, declaró que la muerte de líder terrorista era una “victoria para Estados Unidos”. También Bill Clinton, quien aseguró que era un hecho “profundamente importante” para las personas de todo el mundo que buscan un “futuro común de paz y libertad”.

El premier británico, David Cameron, afirmó que la muerte del líder de Al Qaeda constituía “un gran alivio para el mundo”, pero no significaba “el final de la amenaza de acciones terroristas”. La jefa de gobierno alemán, Angela Merkel, coincidió con el argumento de Cameron y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, dijo que se trataba de “un evento fundamental en la lucha mundial contra el terrorismo”.

Los que no salieron a apoyar a los Estados Unidos dijeron que se trató de un asesinato. La organización fundamentalista islámica Hamas lamentó la muerte de “un combatiente de la Guerra Santa musulmana”. El jefe del gobierno de Hamas en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, condenó el fallecimiento y la calificó como un crimen de Estados Unidos.

A su vez el gobierno venezolano se expresó en contra y condenó los festejos producidos tras la muerte de Bin Laden. El vicepresidente, Elías Jaua, dijo que “no deja de sorprender cómo se ha naturalizado el crimen y el asesinato, y cómo se celebra’’. Al mismo tiempo mencionó que “para el imperio ya no hay otra salida, la salida política, la salida diplomática quedaron atrás. Aquí lo único que impera es el asesinato’’.

A rey muerto, ¿rey puesto?…

Dicen que nadie es indispensable en ningún trabajo o posición. Cuando un lugar queda vacante, sobran las personas con la capacidad de ocuparlo. Pero con la muerte de Osama Bin Laden ¿esto también será así?

Si bien con el fallecimiento de su líder la organización terrorista Al Qaeda sufrió un duro golpe, nadie puede asegurar que su debilitamiento sea definitivo. Incluso muchos hablan de que pueda haber un efecto rebote, de que Al Qaeda se reagrupe rápidamente e intente atacar con más fuerza, tanto para vengar la muerte de Bin Laden como para demostrar que todavía puede seguir aterrorizando al pueblo estadounidense.

Pero si bien la organización terrorista quedó probablemente afectada con la muerte de su cabecilla, aún es muy pronto para hablar de su reestructuración. Además existe otro hecho que también colabora en la desestabilización de su poder, y es la ola de democratización que está sucediendo en el norte de África. El modelo que propugnaba Osama Bin Laden para derribar regímenes parece haber fracasado ante la occidentalización y la necesidad de democracia que están expresando muchas personas. La presión ejercida por los sectores populares y la forma de gobierno democrática triunfaron en países como Egipto y Túnez, abriendo un nuevo reordenamiento político.

Escenarios post Bin Laden

La desaparición de la figura de Osama Bin Laden tiene diversas consecuencias. Su muerte modifica el mapa estratégico, aunque no cambia definitivamente las estructuras del orden internacional.

Cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la muerte del líder de al-Qaeda, las bolsas cotizaron al alza, el dólar estadounidense se fortaleció y los precios del petróleo, la plata y el oro cayeron. Sin embargo, horas más tarde pasó la euforia y uno de los principales índices internacionales, el Dow Jones de Nueva York, terminó casi sin cambios. El dólar también cayó, y el oro volvió a subir, estableciendo un nuevo récord.

Según diversos analistas, la subida inicial de los mercados se debió a que la muerte de Bin Laden representó el fin de algunas de las incertidumbres sobre los acontecimientos mundiales, y el mejoramiento del consumismo en Estados Unidos.

La pacificación o la merma de tensión en Medio Oriente también tendrán una repercusión sobre las materias primas, que a la larga producirán una baja o una suba en el petróleo, dependiendo si se recrudecen o no los disturbios. Pero la evolución de los mercados deberá se analizada a largo plazo. En principio para muchos el hecho implica una victoria en la lucha contra el terrorismo, aunque para otros no sea su final. El presidente Obama, que fue acusado de débil en el terreno de la seguridad, sale fortalecido después de esta operación. Su éxito potenció su imagen positiva, y por qué no, su vida política también. Aunque es muy pronto para decir que este éxito lo catapulte ya para las elecciones presidenciales del 2012.

Si bien resulta improbable que la situación total de la economía internacional se vea afectada en demasía por el suceso, todavía no se puede hablar de una nueva era pos terrorista y asegurar que el escenario mundial va a verse modificado. Habrá que esperar para conocer qué camino tomará los Estados Unidos, quien hoy, es el protagonista de esta historia.

¿Te gustó esta nota? Suscribite clickeando acá

+Info

¿Cómo es el mundo sin Bin Laden?

¿Quiénes son ahora los 10 fugitivos más buscados por el FBI?

Llevarán al cine la muerte de Bin Laden. Enterate de todo en este link

Una cronología sobre cómo fue la búsqueda de Bin Laden

World Trade Center