¿Qué hacen las chicas en su tiempo libre? ¿En qué se diferencian de los hombres? Una colaboradora de Opinión Sur Jovenencaró una investigación sobre las mujeres y el mundial. Acá comparte algunas conclusiones.

Ilustración: Lorena Saúl

“El fútbol es cosa de hombres”, “a la mujer le tira más ir de compras o ir al cine que mirar un partido por TV”. En mi casa somos dos hermanas mujeres. Hace varios años mi papá se sorprendió porque ambas estuviéramos interesadas por los partidos de fútbol que él miraba. Y aunque al principio refunfuñaba, se armó de paciencia ante algunas preguntas algo tontas. Pero después aprendió a disfrutar con ambas de este espectáculo y hasta terminó yendo a la cancha con mi hermana. Y, además, no le resultó tan extraño -como me sigue sucediendo con otras personas, especialmente hombres- cuando le cuento que una vez por semana me junto con unas amigas a jugar al fútbol en una canchita del barrio.

¿Cosa de hombres?

Con estos prejuicios sociales a cuesta, decidimos iniciar una investigación sobre las mujeres y el fútbol en la consultora en que trabajo. [1] Si bien el estudio surgió en principio de preguntarnos qué habían hecho las mujeres durante el Mundial, la investigación tomó después otros rumbos, otros interrogantes.

Buscamos entonces analizar el comportamiento de la mujer de clase media en cuanto a su tiempo libre, con el foco en los deportes. ¿Había relación con alguna cultura machista, que interpretaría que las mujeres no están tan preparadas o no les interesa tanto este deporte? ¿Las mujeres no sentimos como corresponde la pasión?

El primer paso fue determinar la significación de las actividades investigadas en el contexto más amplio del tiempo libre. Se elaboró una lista de diez actividades típicas del tiempo libre de una mujer argentina actual de clase media. Algunas de ellas son más bien pasivas y caseras, y suelen mirar televisión, leer diarios, revistas o libros, ver cine en casa, el seguimiento de eventos deportivos o navegar por Internet, y otras más activas, que prefieren salir de compras no rutinarias, concurrir a una sala de cine o desarrollar alguna actividad física o deportiva.

Vale destacar que la relación de la mujer con estas actividades fue abordada tanto desde la conducta como desde lasubjetividad. Desde la conducta, se establece la frecuencia con que accede a esas actividades, y desde la subjetividad se investiga el grado de interés en cada una de ellas, que se midió con una escala de 0 a 10 puntos. El interés refleja no sólo la atención efectiva que le dispensa en la vida cotidiana sino también sus expectativas, valores y aspiraciones.

Las actividades consideradas de mayor interés fueron Navegar por Internet, que obtuvo un promedio de interés de 8,6, yReunirse con familiares y amigos, que alcanzó un promedio de 8,3 [2]].

En el escalón que sigue, aparece Leer librosLeer diarios y revistasVer TV con promedios de interés entre 7.0 y 6.8. Ver cine por DVD en casa ocupa el séptimo lugar en el ranking y el décimo puesto lo obtiene Ver cine en salas de cine, que suscita menos interés en las mujeres que el Seguimiento de eventos deportivos.

Aquí aparecía entonces la primera pista de que los deportes no son sólo para los hombres, pero luego más datos confirmarían esta hipótesis. La información recogida confirma que la vida actual conduce a que los hábitos e intereses de hombres y mujeres sean cada vez más convergentes en el uso del tiempo libre. La investigación muestra que las prioridades en el uso del tiempo libre de las mujeres de clase media no son muy diferentes de la de los hombres.

Al parecer, ambos sexos adjudican el mayor interés a lanavegación cibernética y a las reuniones con familiares o amigos. Y ambos otorgan la última prioridad (10ª entre 10) aver cine en salas de cine.

Pese a estas coincidencias, hay algunos matices: ellos se muestran un poco más interesados en el Seguimiento de eventos deportivos, y ellas en Leer librosSalir de compras no rutinarias, pero las diferencias no son tan grandes como se podría suponer. Las chicas no se quedan tan atrás en lo relacionado con el deporte, ni los chicos desdeñan totalmentesalir de compras; pareciera que no hay actividades expresamente determinadas para cada uno de los sexos, sino que la cuestión parece ser más flexible en este sentido.

Algo más de la mitad de las mujeres argentinas estudiadas (52%) desarrollan alguna actividad física o deportiva con cierta regularidad. ¿Qué actividad física hacen? La mayoría elige unaactividad física no deportiva, como caminar (60%), hacer gimnasia (30%), correr (14%), utilizar aparatos con pesas (12%) o practicar danza (11%). Sólo una minoría de mujeres hace una actividad física deportiva como la natación (10%), tenis (5%) artes marciales, el atletismo, el voley y el hockey (3%).

Mundial de Fútbol, pasión de multitudes

Como habíamos adelantado, el Mundial de Fútbol tuvo una enorme repercusión entre las mujeres. Estas mujeres, que pueden practicar o no actividades físicas regularmente, suelen estar más o menos involucradas en el seguimiento de información deportiva, sin embargo todas se interesaron por el Mundial. El 99% de las encuestadas vio partidos en los que jugaba la Argentina, y el 90% de ellas también vio otros partidos. El 94% los vio en compañía de otras personas. El 56% de esas reuniones incluía personas que vivían en diferentes viviendas y que se reunieron a ese efecto, lo que marca hasta qué punto es un motivo de encuentro en la que se comparten las emociones. Pensando en la significación de este entusiasmo socialmente compartido, se les preguntó a aquellas que en general no les interesa el fútbol por qué vieron los partidos del Mundial. La mayoría contestó que sentían que en ese torneo “se juega algo importante para el país al que pertenezco y no quiero quedarme afuera” (62%).

El Mundial de Fútbol es un acontecimiento de enorme resonancia entre las mujeres. Pudimos notar que interesadas y no interesadas, activas (físicamente) y no activas, casi todas las encuestadas se sumaron con entusiasmo al seguimiento del Mundial. Todas (99%) se sentaron a ver partidos en los que jugaba la Argentina y el 90% vio también otros partidos.

En la investigación científica siempre se parte de una hipótesis. No se sabe con certeza a qué conclusiones se va a llegar. “¿No vas a ver el partido? Vos no sos argentino che”, se le dice a un hombre que se queda en el trabajo durante un partido de la selección. Pero, si una mujer no ve fútbol durante el Mundial parece ser más comprensible. ¿No era una cuestión nacional? ¿No estamos argentinos y argentinas apoyando a la selección nacional? Sin embargo, los chistes sobre las preguntas que deben hacer las mujeres durante los partidos siguen siendo comunes.

Los datos comprueban que el interés por estos torneos excede la cuestión de género. Lentamente, también el interés por el fútbol empieza a llegar a las mujeres, aunque este deporte no quiera desprenderse de su raíz masculina.

Obviamente, que todas las mujeres, como los hombres, tenemos derecho a jugar, mirar o comentar cualquier deporte. Pero más allá de esta cuestión de derecho, me da por preguntarme cómo se habrán sentido las mujeres que hasta 1952 no eran representadas por los políticos nacionales. ¿Acaso no eran parte de la sociedad? Por suerte, y salvando las diferencias, parece muy lejano esto y ahora también las mujeres parecemos entrar de a poco a este otro mundo, aunque no siempre somos bien recibidas.

Quizá a muchos les moleste, quizá a muchas nos interese que siga siendo el lugar de ellos y que no nos vengan a hablar de la jugada tal, de la venta de tal o cual jugador, del nuevo DT de tal club. Pero, por lo pronto, según esta investigación, el fútbol también es el deporte que más siguen las mujeres.

Ilustración: Lorena Saúl

¿Te gustó esta nota? Suscribite clickeando acá

+Info

Algo más de fútbol y mujeres:

“Mujer, Tiempo Libre y Deporte, una investigación sobre las mujeres y el fútbol

Consultora Perfil Latam Research

Fútbol femenino en la FIFA

Salud y buena condición física para las futbolistas, una nota donde se abordan temas de salud y condición física de las jugadoras y los aspectos en los que difieren del fútbol masculino

[1] Ficha técnica Población en estudio: Personas de ambos sexos de 18 y más años de todo el país, conectadas a Internet por banda ancha. Muestra: representativa no probabilística. Edad de los encuestados: El 44% entre 18 y 34 años, el 35% entre 35 y 49 años y el 22% de 50 y más años. Mujeres encuestadas: 1.384 casos; Muestra de control de hombres (para referenciar la información sobre las mujeres): 554 casos; Total 1938 casos. Encuesta online realizada entre 23 de junio al 2 de julio de 2010.

[2] Pueden verse los gráficos obtenidos a partir de estos datos en [este link->http://www.perfil-latam.com.ar/articulos/mujer-y-deporte.html