Esa parece ser la cuestión. Para muchos el crecimiento económico y el cuidado del medio ambiente son nociones totalmente opuestas. Para unos, cualquier intervención del ser humano en el medio ambiente rompe el ecosistema, genera perjuicios irreparables y es nocivo para el planeta. Para otros, hay que vivir el presente, obtener la máxima ganancia (y desarrollo económico) y esperar que las futuras generaciones encuentren soluciones a los problemas que el hombre actual deja a su paso.

El concepto de desarrollo sustentable viene a ser una síntesis de estos dos pensamientos. ¿De qué manera se logra que las sociedades puedan generar crecimiento económico (y ayudar a que miles de personas salgan de la pobreza) sin hacer pelota el medio ambiente y poner en riesgo la vida del planeta y quienes allí vivimos? Sobre ese tema, te estaremos hablando en este número de Opinión Sur Joven.

Pero además, aprovechamos este espacio para contarte que esta publicación trabaja en red con dos organizaciones llamadasOpinión Sur Sur Norte. Ambas tienen como misión promover un desarrollo social y medioambientalmente responsable y trabajan en el fomento de pequeños emprendimientos que cumplan con el criterio de desarrollo sustentable. Las organizaciones sociales son clave para lograr concientizar en éstos y otros aspectos. Sobre eso también te hablamos en este número de la revista en la nota titulada “Socios”.

Esperamos que las disfrutes, junto con el resto de los contenidos de la publicación.