Estamos alarmados por lo que pasa en nuestro país hermano. Las imágenes que llegan a la Argentina son realmente preocupantes, por el grado de fragmentación que aparece en esa sociedad: especialmente, por la gente blanca diciendo que no es justo que los “gobiernen los indios”. (Ver este video yeste otro que comparan la situación de Bolivia con la crisis en Estados Unidos.)

No nos interesa meternos en los procesos políticos internos de los países. Creemos que los de afuera debemos ser respetuosos de la historia, cultura y tradición de cada lugar. Sin embargo, nos resultan inadmisibles las expresiones xenófobas de cierta parte de la población boliviana; es terrible que en el siglo XXI se siga hablando de golpes de Estado y de que unos tienen menos derecho a gobernar que otros. Creemos que es central que en América Latina se respeten las instituciones, nos gusten o no los gobiernos de turno.

Evo Morales fue electo democráticamente y ratificado recientemente en una consulta popular. El argumento de que por su color de piel no puede gobernar no es válido para derrocarlo; tampoco sostener que no puede ser presidente porque no tiene un doctorado en Harvard. Vale aclarar que el presidente brasileño Lula Da Silva, elogiado casi unánimamente, tampoco tiene títulos universitarios.

No obstante, sería bueno que desde el sector mayoritario –el que apoya a Evo- se busquen los medios para generar consensos. Gobernar para todos y no para algunos, aunque sean mayoritarios, es una buena estrategia para evitar que la sociedad se fragmente aún más.

En medio de tanta violencia, aparece un dato positivo: creemos muy importante que la mayoría de los gobiernos de América del Sur, a través del Unasur hayan respaldado a un gobierno constitucionalmente electo. En otras épocas esto no pasaba.

En este número de Opinión Sur Joven trataremos dos temas de fundamental importancia: el primero es sobre la ciudadanía del Mercosur. ¿Cómo construir nuestra identidad regional? El segundo, trata sobre el liderazgo, algo muy necesario en nuestro subcontinente, si queremos salir de la crisis eterna en la que vivimos.

Te invitamos a leer esos y otros artículos.