A través de la red aparecen distintos tipos de propuestas laborales. Como en el mundo no virtual, hay muchas estafas y propuestas verdaderamente serias. ¿Cómo detectarlas? ¿Cómo encontrar nichos? ¿Cuáles son los mejores sitios para búsquedas de trabajo free lance? ¿Cuáles son las modalidades de pago? En esta nota toda esta info y mucha más.

Alex tiene 21 años, necesita financiar sus estudios universitarios. Se propone recaudar un millón de dólares, aunque un presupuesto mucho menor le habría alcanzado. No tiene plan de negocios por escrito, no hizo ningún estudio de marketing, sólo cuenta con una idea que en principio parece bastante ilusoria: diseñar una página de mil pixels por mil pixels [1] y llenarla con publicidades pagas a razón de un dólar por pixel. Las primeras publicidades las compraron sus propios amigos y en cuatro meses Alex ya era casi millonario, pues le quedaron pocos espacios publicitarios por vender.

Es inevitable soñar con esas historias perfectas donde el protagonista es una persona común y de un día para el otro se convierte en un nuevo millonario. Este tipo de proyección de vida suele parecer más accesible a nosotros a través de Internet. Pero, sin invalidar la posibilidad de que algún día seamos ricos, también es importante contemplar otras posibilidades de trabajo más cercanas y realistas en un corto plazo.

El cuento del tío

Si Internet cuenta con más de 100 millones de usuarios sabremos estadísticamente que entre esa infinidad de personas, algunas intentarán engañarnos.

Los engaños más básicos suelen llegar desde tierras lejanas y desembar a través del correo electrónico. Puede aparecer un tío desconocido que nos promete una cuantiosa herencia, siempre y cuando enviemos una “pequeña transferencia” a una cuenta bancaria suministrada por el plagiador. O alguien que se ha maravillado con nuestro curriculum –que nunca enviamos- y nos promete una espectacular propuesta en New York.

Otros casos, un poco más desarrollados, están relacionados con la venta de determinados productos. Un vendedor feliz intentará tentarnos para acceder al negocio, asegurándonos un éxito económico sin precedentes e invitándonos a visitar su página web en la que contemplaremos fotos de familias sonrientes con una Ferrari al lado y diversas historias de personas que triunfaron con este “gran negocio”. Extrañamente, nunca podremos ver el nombre de la empresa o de qué se trata el negocio antes de completar un formulario con nuestros datos de contacto. Un ejemplo se puede ver acá

Otro tipo de práctica, si bien no es un engaño, consiste en una especie de alienación virtual que nos propone consumir publicidad a cambio de dinero. Existen infinidad de este tipo de empresas y todos los días surgen más. Básicamente funcionan con un sistema de afiliados, que no sólo le paga al usuario por su “trabajo” en sí, sino también por los nuevos usuarios referenciados y las ganancias que éste produzca; algo así como el denominado “Marketing Multinivel”. En general, pagan unos centavos de dólar por cada click que hagamos en una publicidad. Estas compañías tienen mucho éxito con un público mayormente joven, quienes se asocian y utilizan lo ganado para comprar cosas en Internet, por ejemplo.

¿Algo serio no tenés?

Después de hablar sobre casos tan extremos, seguramente te preguntarás cuál es la forma en que se puede trabajar seriamente en Internet. Toda tarea que tenga la capacidad de ser realizada o transmitida de forma digital es potencialmente una oportunidad para generar ingresos e ideal para utilizar a Internet como nuestra aliada estratégica en el éxito del negocio.

Como sucede en cualquier empresa, lo primero que debemos tener en claro es “qué ofrecer”. Un buen comienzo consiste en pensar cuáles de nuestras capacidades profesionales pueden ser digitalizadas y ofrecidas a través de Internet. Hace unos años, nadie podría haber imaginado realizar una consulta psicológica por e-mail o incluso por chat y, como en estos casos, hay muchos otros campos donde la tecnología abre nuevos caminos.

Los sitios de trabajo freelance

Una buena forma de comenzar es a través de los portales de trabajo freelance o por horas. Estos sitios funcionan como punto de encuentro entre profesionales y clientes. Cualquier persona puede registrarse, publicar un proyecto y luego, los distintos usuarios dispuestos a realizar la labor, le enviarán sus propuestas junto con un presupuesto. El dueño del proyecto evaluará entre todas las ofertas recibidas y seleccionará una.

¿Qué gana el sitio que ofrece el servicio? Cobran una suma o porcentaje al profesional que realiza el proyecto. Es un modelo de financiación propicio para la publicación de búsquedas sin ningún costo para el dueño del proyecto, excepto la suma que inicialmente quería invertir en el trabajo.

Uno de los puntos más importantes de este tipo de sitios es que responden a un modelo de comunidad: profesionales y dueños de proyectos se califican mutuamente al terminar los trabajos y, de esta forma, cada uno va formando un historial de actividades asociado a su cuenta. Por ejemplo la empresa que desea contratar un servicio puede saber si el profesional ha cumplido en trabajos anteriores y el profesional conocerá si la empresa paga según lo pactado.

Los roles de profesional y dueño de proyectos pueden intercambiarse en cualquier momento. Esta posibilidad es muy importante cuando tenemos mucha demanda de trabajo y no queremos perder nuevas oportunidades, porque podemos trabajar con otros profesionales y así cumplir con nuestros clientes.

Muchas veces podemos salir decepcionados por las propuestas que publican algunas personas a cambio de cifras ridículas. Como no existe ninguna regulación sobre los precios publicados, ellos generalmente se escudarán en la premisa de que los sitios de trabajo freelance funcionan con la ley de oferta y demanda. Lo cierto es que muchas empresas del exterior conocen la cotización del dólar o el Euro en Latinoamérica y muchas veces aprovechan este factor económico para obtener servicios por menos de lo que pagarían en sus países de origen. Es importante saber detectar este tipo de ofertas abusivas y, simplemente, buscar otras más convenientes.

Aquí algunos de los sitios más importantes

Trabajofreelance.com.ar Se trata de un sitio argentino donde se publican gran cantidad de ofertas todos los días. Tiene sistema de calificaciones y la posibilidad de enviar datos por fax para verificar nuestra identidad. Entre las áreas encontraremos: diseño gráfico, escritos, multimedios, construcción y hogar, software y tecnología, administración y finanzas, legal y jurídico. No intervienen en la forma de pago entre las partes. Cobran 7% de comisión sobre el valor del proyecto.

Getafreelancer.com Es un sitio sueco en inglés que ofrece todo tipo de propuestas tecnológicas, de escritura, traducción, desarrollo web y diseño web. El cliente puede pagarnos a través del mismo sitio y luego obtendremos el dinero de diversas formas. Cobran 10% de comisión sobre el valor del trabajo.

Elance.com Luego de registrarnos debemos aprobar un test online para comenzar a ofertar en los distintos pedidos. El usuario standard podrá ofertar en una sola categoría y tendrá la posibilidad de acceder a otros tipos de membresía abonando por el servicio.

Mi primer trabajo freelance

Muchos dueños de proyectos contratan usuarios con al menos una calificación de trabajos anteriores en su favor. De esta forma, conseguir nuestro primer proyecto es de vital importancia ¿Cómo podremos lograrlo sin nuestra primera calificación? Una buena recomendación es desarrollar propuestas no demasiado extensas y concisas, aclarando sólo lo necesario y adjuntar alguna muestra de trabajos anteriores. Dependiendo del tipo de tarea, la mayoría de los proyectos reciben muchas ofertas, por lo cual debemos pensar que nadie leerá una propuesta de tres páginas.

Si bien la modalidad de trabajo freelance nos brinda flexibilidad horaria, es imprescindible cumplir con los tiempos pactados con el cliente y evaluar detenidamente nuestras posibilidades antes de realizar una oferta por el proyecto.

Las claves

Ofertas razonables No podemos pretender “salvarnos” con un sólo proyecto. Hay que ofertar cifras razonables y tener en cuenta las otras ofertas sobre ese proyecto.

Plazos de entrega Respetar los plazos es uno de los puntos centrales para obtener buenas calificaciones de nuestros clientes. Si podemos entregar antes de lo pactado, será aún mejor.

Inglés Aún si trabajamos en proyectos en español, muy a menudo deberemos utilizar fuentes en inglés, como es el caso de los trabajos de escritura, por ejemplo. Si utilizamos sitios de trabajo freelance de otros países, generalmente deberemos comunicarnos con la otra parte en inglés.

Google Siempre nos encontraremos con algo que no sabemos y para eso nuestro mejor aliado será Google. Es importante aprender a realizar búsquedas avanzadas para filtrar resultados y encontrar información precisa.

Cómo cobrar

En el caso de Trabajofreelance.com podremos acordar la forma de pago con nuestro cliente, eligiendo cualquier medio convencional como, por ejemplo, transferencia bancaria. Cuando trabajamos con sitios freelance extranjeros, el cliente transferirá el dinero a nuestra cuenta de usuario, para lo cual en algún momento tuvo que ingresar dinero a su cuenta mediante tarjeta de crédito, por ejemplo.

Ver en la pantalla de nuestra computadora el dinero que llevamos ganado es una cosa, pero tenerlo en nuestras manos es otra. Hasta hace no mucho, era bastante difícil traer dinero hacia la Argentina. Cuando lo hacíamos por transferencia bancaria, y la suma no era lo suficientemente grande, por las comisiones del movimiento, ni siquiera valía la pena traerla.

Paypal es un sitio que gestiona pagos en todo el mundo a través de Internet. Hasta el día de hoy no es de lo más cómodo ni rápido, pero puede llegar a servir. Hay que tener paciencia para esperar el cheque de cobro.

Afortunadamente algunos portales de trabajo freelance han simplificado el sistema de pagos asociándose al sitioPayoneer.com, que ofrece una tarjeta de Débito Internacional avalada por Master Card. El circuito entonces es muy sencillo: transferimos nuestro dinero (con un par de clicks) a nuestra cuenta de Payoneer.com y en un máximo de dos días laborales podemos extraer el dinero de cualquier cajero automático ATM del mundo.

Un largo camino por delante

Según el sociólogo español Manuel Castells “Internet no es sólo una tecnología, es un medio que ha cambiado y está cambiando nuestras sociedades, introduciendo nuevas maneras de producir y de relacionarse” [2]. En este contexto, el trabajo freelance a través de Internet es una novedosa forma de producción y, como tal, se redefine constantemente. Quizá sea una nueva alternativa laboral para estudiantes universitarios que, por disponibilidad horaria, muchas veces no pueden acceder a trabajos en relación de dependencia. También puede ser recomendable para profesionales que deseen ofrecer sus servicios al mundo entero.

+Info

Portales de trabajo freelance:

Elance

ScriptLance

GetACoder

Trabajo Freelance

Buscador múltiple de trabajos freelance:

FreelanceBuzzer

Algunos sistemas de pagos confiables:

Tarjeta de Débito Internacional

Pagofácil

[1] Pixel es la superficie homogénea más pequeña de las que componen una imagen, que se define por su brillo y color

[2] CASTELLS, Manuel. La Galaxia Internet. Barcelona: Areté, 2001. 316 p.