Solemos escuchar hablar en los medios de la Primavera Árabe sin que se la defina con precisión. Entérate de qué se trata y cuál su actualidad.

Los procesos de insurrección civil que se dieron en muchos de los países árabes en los últimos tiempos derivaron en la denominación de “Primavera”. Miles de civiles siguen muriendo día a día a causa de los enfrentamientos por la liberación de los gobiernos opresores. El 17 de diciembre del 2010, Mohammed Bouazizi, se inmolaba en la plaza central de Sidi Bouzid, Túnez, en protesta porque la policía le había confiscado su puesto de venta de frutas y verduras. Este hecho desató la oleada de violencia que se vivió en Túnez hasta que el entonces presidente Ben Alí abandonó el país y pidió asilo en Arabia Saudita. Desde ese momento, procesos de movilización lograron deponer a Mubarak en Egipto, capturar y asesinar al longevo Muammar Khadafy en Libia. En el caso de Túnez se logró establecer un gobierno democrático, Egipto esta en una etapa de transición controlada por una junta militar que promete una transición a la democracia a través de elecciones legislativas por fases y Libia atraviesa una etapa similar. Siria y Yemen pasan por situaciones parecidas, en donde la OTAN amenaza con intervenir y la ONU no logra articular a sus miembros para una solución pacifica.

Pedro Brieger, reconocido periodista argentino especialista en temas internacionales, trabaja para la Televisión Pública, la AM 750, el diario Página 12 y es profesor en la Universidad de Buenos Aires. Dialogó con Opinión Sur Joven y nos esclarece muchos de los interrogantes que se generan:

¿Cómo surge la denominación de “Primavera” para caracterizar estos sucesos?

La denominación “Primavera” es mediática, los medios de comunicación tienen mucha influencia en la instalación de temas. Muchos lo compararon con la Primavera de Praga, un movimiento de liberación, de independencia, de florecimiento de ideas. No se quien fue el primero que utilizó esa palabra, pero es puramente mediático. Académicamente, no es correcto hablar de Primavera.

Desde la inmolación de un joven en una plaza publica, hasta los acontecimientos actuales en Siria y Yemen ¿existe el efecto contagio entre los diferentes países?

Que hubo contagio no cabe la menor duda. La historia tiene muchas preguntas sin responder ¿Por qué en Túnez? ¿Por qué, efectivamente, un joven desocupado se inmola y muere y esto genera una chispa que enciende una pradera? Uno podría ir a lo analítico y diría que había condiciones objetivas para que eso sucediera: en Túnez, Ben Alí quería perpetuarse en el poder; Mubarak, ya estaba planificando la sucesión con su hijo; lo mismo en Yemen, Libia. Entonces, hay un hilo conductor. La situación objetiva estaba dada en gran parte de los países árabes porque tienen muchos puntos en común: gobiernos autoritarios, autócratas, que querían dejar a sus hijos, falta de elecciones libres, falta de libertad de expresión, falta de libertades públicas y de organización política, promesas de crecimiento que no se daban, etc. En cada uno de los países el proceso se dio de manera diferente, pero las bases estaban en común en casi todos los países árabes.

La comunidad internacional ya sabia de los gobiernos autócratas y autoritarios ¿Por qué esto ocurre ahora y no antes?

Por que no se dio antes no se puede responder, son los misterios de la historia. Cuando hablamos de comunidad internacional nos referimos a Europa y a Estados Unidos, porque ellos apoyaban estos gobiernos. EE.UU apoyaba a Mubarak y a Ben Alí, eran aliados estratégicos, compraban armas, muchas armas, como la monarquía saudí hasta el día de hoy. Muchos tienen petróleo y por lo tanto acuerdos comerciales a largo plazo, entonces no les importa si son regímenes dictatoriales. Lo mismo han hecho en América Latina cuando secuestraban gente.

¿Cuáles crees son las posibilidades para la acción reales que tiene la OTAN y la ONU?

La OTAN ha demostrado tener mucho poder luego de los bombardeos sobre Libia, y ha demostrado también que las principales potencias siguen teniendo capacidad de imponer agenda internacional y de intervenir en cualquier lugar del planeta. Todo esto por fuera de las Naciones Unidas, ya lo demostró Estados Unidos con la invasión a Irak y Afganistán.

¿A un año de la muerte de Osama Bin Laden ¿Cambio algo en la lógica operativa de Al-Qaeda?

Yo no sé si cambió algo en Al-Qaeda, tal vez la efectividad. Al-Qaeda es una red muy difusa que no se sabe hasta que punto tiene o tenía una cabeza política que dirige atentados o acciones políticas armadas. Creo que Al-Qaeda representa hoy, más que nada, la formación de grupos políticos militares en diversos países árabe-islámicos que luchan en contra de intervenciones norteamericanas, en contra de gobiernos afines y/o súbditos de los norteamericanos. En el caso de Bin Laden hay algo muy particular porque ni siquiera estaba en su país: era saudí y estaba en Afganistán. Él contribuyó a la lucha contra los soviéticos pero su objetivo no era la toma del poder político en su país, aún cuando había tenido buena relación con la monarquía saudí. Tal vez una de las características más importantes de Al-Qaeda es que su lucha pasa por golpear a Estados Unidos, por eso no tubo ninguna base en las revueltas árabes. Una de las cosas notables de las revueltas árabes es que demuestran que tenían como objetivo derrocar gobiernos autoritarios, de manera pacifica y esto va en contra de lo que pregona Al-Qaeda. Al-Qaeda proponía la violencia, las revueltas fueron pacificas; Al-Qaeda buscaba imponer regímenes doctrinarios, las revueltas proponían una alta libertad dentro de los países. Las revueltas marcan la falta de presencia de Al-Qaeda cuando hay que brindar alternativas políticas.

¿Qué cuestiones crees que hay que tomar para pensar en una solución pacifica a este proceso?

No se si pasa por soluciones pacíficas, las revueltas de los pueblos tienen su propia dinámica, su propio ritmo. El problema es que mucho de estos gobiernos recurren a las armas para evitar su derrocamiento. Creo que en el caso de Túnez, que fue el primero, fue el que mas tomó por sorpresa a los gobernantes. Ya en Egipto se pensó en la represión mas dura para evitar tener un destino similar al de Túnez, y no lo lograron. Khadafy interpretó a su manera la lección de Túnez y Ali Abdallah Saleh en Yemen y comenzaron a reprimir abiertamente, desde el análisis político se equivocaron. Khadafy por el lugar que tenía o pensaba que tenía en Europa y principalmente en Estados Unidos, creo que no evaluó los errores que habían cometido en Francia respecto de Ben Alí en Túnez, pensó que Francia iba a respetar el hecho de la financiación de la campaña de Sarkozy. De esta forma le puso en bandeja a la OTAN la intervención en Libia.

¿Te gustó esta nota? Suscribite clickeando acá