Se trata de producciones audiovisuales de menos de 20 minutos. ¿De dónde surgen? ¿Cómo vos podés hacer uno sin tener la menor experiencia en cine? ¿Cómo darte cuenta si el producto es arte o no? Nuestro experto en cine nos cuenta algunas de las claves para generar una experiencia que te permitirá descubrir mucho de vos mismo.

Un cortometraje es una producción audiovisual de duración de entre 1 y 20 minutos.

Luego de esta definición podemos suponer que un spot publicitario, un video institucional, o incluso el video de nuestras vacaciones en la playa pertenece a lo que llamamos cortometraje, pero no. Pero sí.

Un poco de Historia

Los primeros cortometrajes datan de principio de siglo. Fueron realizados por los hermanos Lumiere y constaban del registro de escenas anodinas de la época; obreros saliendo de una fábrica, un barco en movimiento, el tránsito de la ciudad.

El asombro era absoluto. La imagen había perdido sus miles de años de estatismo y ahora se movía, tal cual la vida real pero capturada para siempre.

La leyenda cuenta que en una de las funciones ofrecidas, los espectadores salieron espantados al creer que una locomotora se les venía encima. El cine ponía en duda las fronteras de lo real.

Algunos años después apareció Georges Méliès, que comenzó a escribir y registrar escenas que no se hallaban en la calle, sino que provenían de su imaginación. Tanto “De la tierra a la luna” (obra de Julio Verne, estrenada en cine en 1902) como los pequeños cortometrajes de su cosecha fueron elaboradas muestras de lo que el cine iba a ser en el futuro: un medio de expresión capaz de cautivarnos, emocionarnos y permitirnos transitar miles de otras realidades posibles.

Luego vendría el cine sonoro con “El cantante de jazz” en 1927, el cine color en 1935 con el film “La feria de las Vanidades” de Rouben Mamoulian, el cine de los grandes estudios en las décadas desde 1910 a 1950, y mucho tiempo después… es hoy.

Observando esta breve (y plagado de omisiones) racconto, podemos dilucidar que el cortometraje es el embrión del cine. El material “semilla” para el cineasta y las capacidades del lenguaje cinematográfico. El corto como trampolín, el corto como escalón, el corto de vista de mi tío y así sucesivamente. Un cortometraje (como muchas otras cosas) no es nada en sí mismo. Un cortometraje es lo que hagamos de él, con él.

Para librarnos de los convencionalismos tenemos que conocerlos. “Un corto es una producción audiovisual de duración entre 1 y 20 minutos”. Ahora…probemos algo.

Laboratorio en Casa

En cualquier PC hogareña podemos instalar un programa básico de edición de video. Algunos son realmente fáciles de usar y muy útiles para lo que propongo hacer. [1].

a) Tomemos el video de nuestras vacaciones o el de las vacaciones del vecino o el video de casamiento de nuestros padres. b) Quitémosle al video el sonido. Dejémoslo mudo. (retirar la pista de audio es un proceso muy sencillo) c) Ahora pongamos la canción “We Hill rock you”, de Queen o “The End”, de los Doors. d) Observemos qué sucede cuando por un lado vemos a la tía Rosa comiendo un sándwich y por el otro oímos a Jim Morrison anunciar el fin de todas las cosas.

Una operación básica nos ha permitido generar “algo”. No se sabe qué, tampoco es tan relevante. Lo importante es que hemos tomado dos elementos con un sentido propio y al mezclarlos hemos generado algo que no tiene nombre.

Tal vez el resultado sea hermoso, tal vez no, pero en cualquiera de los dos casos podemos afirmar que tenemos algo que ver con lo que se ha generado. No inventamos esas personas que están en la imagen, no escribimos la canción de los Doors, pero -al combinarlas- les otorgamos un sentido nuevo. Este “producto” nuestro no es ya un video de nuestras vacaciones, tampoco es un video clip de la canción, de hecho es probable que si usted lo presenta en alguna bienal se lo acepten y coseche algún elogio.

Eso sucede porque los límites entre lo que llaman “Arte” y lo que llaman “no-arte” no solamente son endebles sino que son construcciones que cambian todo el tiempo. Al igual que las definiciones.

¿Qué es un cortometraje? ¿Qué es un largometraje? Si a mí me preguntan (aunque nadie lo ha hecho) yo diría: Vaya y averígüelo.

Método y Resultado

Es obvio que hay métodos sistematizados y bastante bien estructurados para abordar un proyecto cinematográfico. El cine es un lenguaje y como lenguaje posee una gramática. Es importante saber de qué trata esa gramática, qué función tienen los planos, que denominación técnica poseen las cosas, etc.

Es importante también conocer las posibilidades nuestras a la hora de producir un corto y llevarlo a cabo. Es decir, si usted escribe un guión como “Jurassic Park” le va a resultar algo complicado filmarlo a menos que viva en Los Angeles, bien cerca de Hollywood.

Entonces tenemos: cuestiones técnicas, cuestiones de producción, ¿qué falta? La cuestión humana. El cine se hace con gente. A veces mucha, a veces poca, pero un cortometraje standard requiere un equipo no menor de 20-25 personas. Y esta cantidad de gente necesita ser coordinada, motivada, organizada y -si se puede- bien pagada.

El conocimiento del cine no puede reducirse a la tecnología de la cámara o las luces con las que contamos. El cine también es relacionarse con gente que, de ser respetada y valorada, dará mucho por el proyecto. Pocas cosas son más creativas que el verdadero trabajo de grupo.

Ahora, así como no hay método único, no hay resultado único; entonces…no seamos resultadistas. Si quiere filmar algo, luche por hacerlo y fracase en el intento. No será el primero ni el último en decir que el fracaso da mayores enseñanzas que la victoria.

Filme. Filme. Vea. Escriba. Anote ideas. Copie de los films que le gustan. Haga algo que lo conmueva y muéstreselo al vecino, al párroco de la esquina, no se quede con sus ideas en un cajón. Pruebe de filmar lo que lo atrae que ésa es otra educación; aprender qué nos gusta filmar, luego el cómo queremos filmarlo.

Hay que descubrirlo y la única manera es filmando; quien sabe, tal vez en una de esas termine descubriendo algo de sí mismo.

[1]

Algunos Programas que podemos recomendar por su facilidad de uso y buena calidad son : Adobe Premier cs2 y Edius. Ambos pueden ser instalados en pc hogareñas